Toledo acusa a Keiko Fujimori de perseguirlo y de chantajear a Kuczynski

El expresidente del Perú Alejandro Toledo acusa a la líder de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, de haber emprendido contra él una persecución política y de aprovecharse de su mayoría en el Congreso de la República para controlar, mediante el "chantaje", al gobierno de Pablo Kuczynski.

"Hoy día soy un perseguido político y me quieren desaparecer del cuadro para que no impida la próxima elección de Keiko Fujimori", dijo Toledo a Efe en una entrevista que será difundida en su totalidad el domingo.

En una larga conversación en la que expuso su teoría conspiratoria sobre las razones por las que Fujimori quiere verlo fuera de juego, Toledo expone que ni su padre, el también expresidente Alberto Fujimori, ni ella, le han perdonado por "bajarse" su régimen en el año 2000.

Ni por ello, ni por el apoyo que él extendió primero a Ollanta Humala, en 2011, y después a Kuczynski, en 2016, con el objeto de que Keiko Fujimori no pudiera hacerse con el poder en las elecciones presidenciales, según su propia teoría.

"Yo soy un obstáculo muy fuerte", y objetivo "de una revancha política, una persecución política que no tiene nombre", asegura consternado el exmandatario, sobre el que pesa una orden de arresto y una petición de extradición a su país por supuesta aceptación de sobornos por valor de 20 millones de dólares de la constructora brasileña Odebrecht.

"¡A mi no me quieren juzgar, me quieren colgar!", afirma con indignación para justificar su permanencia en Estados Unidos desde que la Juticia de Perú ordenó su arresto y, posteriormente, su extradición.

Dentro de esta teoría conspiratoria, Toledo lamenta que "en América Latina la justicia está politizada".

"Los nombramientos de los fiscales y de los jueces los hacen los que tienen el poder. Y los que están juzgando ahora son nombrados, premiados y prometidos de ser congresistas cuando viene la próxima elección", agrega.

En sentido, sostiene que las fuerzas de Keiko Fujimori "han colocado jueces y fiscales ad hoc" en el poder judicial peruano, y que tienen "arrinconado" al actual presidente.

"Lo tiene arrinconado porque Keiko Fujimori tiene absoluta mayoría en el congreso de la República. Acaba de bajarse al ministro de Transporte y Comunicaciones, el ministro (Martín) Vizcarra que, por coincidencia, es también primer vicepresidente de la república".

Aunque dice "no atreverse a especular", Toledo considera que "el que gobierna el país a través del chantaje" es quien "tiene mayoría en el Congreso, los fujimoristas con los apristas", y que ello supone "un riesgo de que volvamos a caer, otra vez", en una "falsa dictadura".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada