Toneladas de carnes exóticas entran de contrabando a París

PARIS (AP). Los comerciantes ofrecen una gran variedad de carnes de animales que normalmente no se esperaría encontrar en un mercado: el cuerpo entero de un mono, pangolín ahumado e incluso un puercoespín.

Pero éste no es un mercado callejero en Africa, es el corazón de París.

De acuerdo con un nuevo estudio, más de cinco toneladas de carnes exóticas llegan al aeropuerto principal de la ciudad cada semana.

Los expertos sugieren que cantidades similares arriban a otros lugares de Europa, en un comercio ilegal que está generando preocupaciones por la posible propagación de varias enfermedades, desde viruela de los monos hasta ébola. La situación representa otro aspecto en los problemas del continente para integrar a una creciente población de inmigrantes africanos.

La investigación, que representa la primera vez que los expertos han documentado cuánta carne exótica llega de contrabando a alguna ciudad europea, fue publicada el viernes, en el periódico Conservation Letters.

"De manera anecdótica sabemos que esto sí ocurre... Pero son bastante sorpresivos los volúmenes que vemos", dijo Marcus Rowcliffe, colega investigador de la Sociedad Zoológica de Londres, y uno de los autores del estudio.

En el vecindario de Chateau Ruge, en el centro de París, hay carnes poco comunes en el menú.

Madame Toukine, mujer africana de unos 50 años, dice que recibe provisiones especiales de cocodrilo y otras carnes cada fin de semana en su establecimiento dentro del mercado de la Rue des Poissonieres. Toukine no dio su nombre completo, por temor a ser detenida.

"Todo mundo sabe que se vende carne exótica en el área y sabe dónde comprarla", señaló Hassan Kaouti, carnicero local. "Pero nadie dice que es ilegal".

Para el estudio, los expertos europeos revisaron 29 vuelos de Air France desde el centro y el poniente de Africa, que aterrizaron en el aeropuerto Roissy-Charles de Gaulle, de París, en un periodo de 17 días, en junio del 2008.

De 134 personas registradas, nueve llevaban carnes exóticas y 83 llevaban pescado o animales vivos.

Un pasajero transportaba 51 kilos de carne exótica, sin ningún otro equipaje. La mayoría estaba ahumada y consistía en cuerpos enteros de animales. Algunos podían identificarse, pero los científicos incineraron varios y debieron volver a ensamblar los esqueletos para determinar de qué especie se trataba.

Los expertos identificaron 11 tipos de carne, incluida la de mono, grandes ratas, cocodrilos, antílopes pequeños y pangolines. Casi 40% figuraba en la lista de la Convención sobre Comercio Internacional de Especies en Peligro de Extinción.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes