Tormenta Arthur amenaza islas en sureste de EEUU

Mientras se acerca uno de los feriados de fin de semana con más actividad, se prevé que la tormenta tropical Arthur se convierta en huracán para el 4 de julio, cuando en Estados Unidos se celebra la independencia, y es posible que castigue más duramente a las Outer Banks de Carolina del Norte, un popular sitio vacacional formado por una delgada cadena de islas cerca de la costa sureste.

La primera tormenta del Atlántico de la temporada de huracanes también hizo que se emitiera un aviso de huracán para una amplia franja de la costa de Carolina del Norte y tiene a autoridades, dueños de hoteles y posibles vacacionistas en zonas más al norte como en Nueva Inglaterra, pendientes de las predicciones del clima.

Las Outer Banks serán especialmente vulnerables, dijeron los meteorólogos. Las autoridades ordenaron la evacuación de la Isla Hatteras a partir de las 5:00 de la mañana del jueves. Lugar donde se localiza el famoso faro del Cabo Hatteras, la isla es una franja estrecha de tierra y la Autopista 12 de Carolina del Norte es la única forma de llegar, más que los ferris, a tierra continental en el sur. En años recientes, las enormes olas causadas por tormentas han rebanado dos veces ese camino de dos vías, volviéndolo intransitable.

Este miércoles temprano se ordenó una evacuación voluntaria para la Isla Ocracoke, a la que se llega sólo por ferry.

Otras áreas de Outer Banks están tomando precauciones, pero todavía hay optimismo. No se han ordenado desalojos para áreas en el norte de Hatteras, incluyendo el popular pueblo de Kill Devil Hills, donde los hermanos Wright volaron por primera vez un avión en diciembre de 1903.

Las autoridades de turismo esperan que unas 250.000 personas visiten las islas Outer Banks y se hospeden en hoteles y casas rentadas para el fin de semana feriado.

"Queremos que todos estén seguros y preparados, pero no estamos demasiado preocupados en este momento", dijo Lee Nettles, director ejecutivo de la Oficina de Visitantes de Outer Banks. Agregó que los meteorólogos prevén que la tormenta podría moverse rápido y causar menos daño.

El miércoles en la noche, Arthur estaba a 290 kilómetros (220 millas) al sureste de Charleston, Carolina del Sur, y a unos 650 kilómetros (406 millas) al suroeste de Cabo Hatteras, Carolina del Norte.

Avanza hacia el norte a unos 13 kilómetros por hora (7 millas) con vientos sostenidos máximos de 110 km/h (60 millas).

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos prevé que Arthur se fortalecerá hasta convertirse en huracán de categoría 1 el jueves con vientos máximos sostenidos de unos 119 kilómetros por hora (74 millas).

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7