Tormenta tropical Emily trae lluvia a Puerto Rico y la Española

ROUSEAU, Dominica (AP). La tormenta tropical Emily provocará fuertes lluvias el martes en Puerto Rico después de atravesar el noreste del Mar Caribe en una ruta que podría pasar cerca de Puerto Rico y Haití dentro de 24 horas.

Se prevé que la tormenta provocará acumulaciones de lluvia de por lo menos 10 centímetros (4 pulgadas) en las islas Sotavento y Barlovento, y de hasta 15 centímetros (6 pulgadas) en Puerto Rico y la República Dominicana, suficiente para provocar súbitas inundaciones y aludes de lodo en áreas que ya se han visto afectadas por lluvias este año, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Una funcionaria del servicio de meteorología de Dominica advirtió a los habitantes de la isla que se mantengan dentro de sus casas mientras pasa la tormenta.

"Le advertimos a la población que tenga cuidado, que esté alerta", destacó la meteoróloga en jefe interina Cheryl Etienne Lebanc por la radio estatal. "Este no es el momento de aventurarse a salir a la calle", agregó.

La gente prestó atención a la advertencia y las calles se veían desiertas en la isla famosa por su terreno escarpado y belleza natural.

Rosie Brown, una vecina del pequeño pueblo de Mero, en el occidente de la isla, dijo que rezaba para que la isla se libre de grandes daños.

"Por el momento hemos tenido poca lluvia, pero le pido a Dios que la cosa no empeore y que no pase por aquí. No necesitamos otra tormenta dañina, como la que tuvimos hace algunos años", comentó Brown, refiriéndose al huracán Dean, que provocó inundaciones y destruyó las plantaciones de banana en el 2007.

En Jungle Bay, un aislado balneario de 22,26 hectáreas (55 acres) y aguas termales situado sobre la bahía Pointe Mulatre, en la frondosa costa suroccidental de la isla, los huéspedes se refugiaron en sus cabañas levantadas sobre pilotes. La recepcionista Joanna Lloyd comentó que podía escuchar el ruido de las olas bajo los árboles de cedro y almendros desperdigados por toda la isla.

"El mar está un poco bravo, pero la lluvia ha amainado por el momento. No es tan grave". agregó Lloyd por teléfono.

Los meteorólogos del Centro Nacional de Huracanes dijeron que la tormenta estaba a 430 kilómetros (265 millas) al sureste de San Juan, Puerto Rico a las 2 de la madrugada del martes (0600GMT). Se desplazaba hacia el oeste con una velocidad de 27 kilómetros por hora (17mph) con vientos sostenidos máximos de 64 kph (40 mph). Es probable que la tormenta se fortalezca gradualmente a su paso por el noreste del Mar Caribe y mientras se acerca a la Isla La Española el martes por la noche y el miércoles.

El gobierno de Francia emitió el lunes un aviso de tormenta tropical para las islas de Guadalupe, Deseada, Los Santos y María Galante. El gobierno de Barbados emitió un aviso de tormenta tropical para San Cristóbal, Nieves, Montserrat y Antigua.

Avisos de tormenta tropical estaban en vigor para las Islas Vírgenes Estadounidenses y para Haití.

En el Pacífico, el lunes se formó también el huracán Eugene sobre mar abierto, pero se mantiene alejado de las costas de México.

Eugene se ubica a 660 kilómetros (410 millas) al sur-suroeste de Zihuatanejo, México, y se mueve con dirección oeste-noroeste a 16 kph (10 mph). No hay alertas emitidas por este meteoro.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes