Tormenta afecta planicies en sur de EEUU; temen inundaciones

Una tormenta que dejó muertos e inundaciones y cubrió de hielo las planicies del sur durante el fin de semana del Día de Acción de Gracias trajo el domingo más lluvias a los ríos ya crecidos en partes del norte de Texas y Arkansas, y dejó condiciones peligrosas en carreteras de zonas de Oklahoma.

El frente de tormentas que se desplaza desde el jueves por parte de las planicies y el medio oeste ha causado al menos 14 muertos, ocho de ellos en Texas y seis en Kansas.

El Departamento de Transporte de Oklahoma dijo que las carreteras del extremo noroeste del estado continuaban muy resbaladizas debido a que la tormenta, que avanza lentamente, dejó una capa de hielo y lluvia helada en la región. Empresas eléctricas en Oklahoma dijeron que más de 71.000 viviendas y negocios estaban sin suministro de energía el domingo en la tarde debido a las tormentas de hielo.

En partes del norte de Texas y Arkansas la preocupación eran las inundaciones. Se emitieron alertas y avisos ante posibles crecidas que estaban vigentes el domingo en la noche.

Una mujer de 70 años cuyo coche fue arrastrado por una corriente el viernes en Forth Worth continuaba desaparecida el domingo. Las autoridades tenían previsto el envío de buzos para que la buscaran, pero las corrientes rápidas hacían difíciles y muy peligrosas las labores de recuperación del cadáver, dijo el portavoz del Departamento de Bomberos de Fort Worth, Kyle Clay.

Debido a las inundaciones, tres personas y un perro fueron rescatados de una vivienda en Seagoville, en el sureste de Dallas. Otras cuatro familias optaron por dejar sus casas debido a la crecida de las aguas de un arroyo cercano, dijo Melinda Urbina, portavoz del Departamento de Policía del condado de Dallas.

Las inundaciones por crecidas de ríos cubrieron los cimientos de viviendas en la comunidad de Horseshoe Bend, en el condado Parker.

Joel Kertok, portavoz de gestión de emergencias del condado que se ubica al oeste de Fort Worth, dijo que el nivel de las aguas del río local empezó a bajar desde el domingo a medida que amainan las lluvias.

"Algunas corrientes llegaron hasta las casas", señaló. "Quedamos aislados".

En Texas, las zonas de mayor preocupación se ubicaban cerca de los ríos Trinity y Brazos, ambos con crecidas.

Según previsiones, la lluvia amainaría para el domingo en la noche, pero persistía la posibilidad de que las precipitaciones se prolongaran al lunes, dijo Matt Bishop, del Servicio Nacional de Meteorología en Fort Worth.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7