Tormenta tropical Agatha mata a 179 en Centroamérica

GUATEMALA (AP). La región intenta volver a la normalidad y enfocarse en la reconstrucción de casas, puentes y carreteras tras los estragos causados por la tormenta Agatha, que dejó 179 muertos en Guatemala, Honduras y El Salvador.

"Es una total tragedia esto, la estamos viviendo cruel. Hay falta de alimentos para la gente que está aislada. Esto se pudo haber prevenido si hubieran dragado el río", afirmó este martes el presidente del comité de vecinos del Canton Ingenio en Amatitlán José Vicente Samayoa.

Unas 120 casas fueron destruidas por la crecida del río en Amatitlán, al sur de la capital, pero no hubo víctimas mortales.

Guatemala fue el país del norte del istmo centroamericano más afectado por la tormenta tropical: 152 personas murieron por las inundaciones y deslaves, según la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres. En Honduras hubo 17 muertos y en El salvador se reportaron 10.

El martes permanecían en albergues 64,000 personas en Guatemala y casi 125,000 habían sido evacuadas de sus hogares. En Honduras hay 1,200 personas en albergues mientras que en El Salvador hubo reportes de 11,000 evacuados hasta el lunes.

Las autoridades guatemaltecas esperan que el número de fallecidos pueda aumentar debido a que hay 100 personas desaparecidas. Las carreteras han comenzado a ser habilitadas.

"Tenemos seis puentes provisionales y hay 15 puntos donde se necesitan... estamos viendo cómo solucionarlo", dijo a la AP la vocera del Ministerio de Comunicaciones, Miriam Portillo.

El gobierno utilizará un préstamo de 85 millones de dólares gestionado meses atrás con el Banco Mundial para hacerle frente a la emergencia y las tareas de reconstrucción.

En Honduras, los capitalinos estaban concentrados en la limpieza de toneladas de lodo que dejó la crecida del río Choluteca en el centro de Tegucigalpa.

"Más de 25 sectores de la capital resultaron inundados", dijo este martes en rueda de prensa el director del Comité de Emergencia Municipal de Tegucigalpa, Roberto Mendoza. "La normalidad retorna gradualmente y el lodo es sacado de los sitios inundados".Indicó que todavía hay 1.200 personas alojadas en 40 albergues de la ciudad, los que abandonarán en los próximos dos días.

El subjefe de la Comisión Permanente de Contingencias, Randolfo Fúnez, dijo a la AP que se suspendió el estado de emergencia, que todo está bajo control y la situación se normalizará en los próximos dos días.

En Guatemala, el analista Manfredo Marroquín afirmó que la magnitud de la tragedia no se corresponde con la cantidad de lluvias que cayeron en el país.

"Lo que influye son los niveles de pobreza que vive Guatemala, la gente vive cada vez más en lugares más vulnerables y el estado no tiene la capacidad para prevenir, mucho menos para dar una respuesta rápida. En los lugares donde hay mayor concentración de riqueza, no hubo desastres porque tienen mejor infraestructura", dijo.

Agregó que la superpoblación y la degradación ambiental hace que las personas vivan en lugares en los que en, otros países sería impensable construir. "Ya no se trata solo de construcciones precarias, ahora estamos viendo viviendas formales construidas en lugares de alto riesgo y el estado no tiene la fuerza para regular", añadió.

En la capital guatemalteca los vecinos se enfocaban también en recoger toneladas de arena que llovieron la noche del jueves sobre la ciudad como producto de una erupción del volcán de Pacaya. Las tareas de limpieza fueron pospuestas debido a las torrenciales lluvias del sábado y domingo.

A causa de la arena el aeropuerto internacional La Aurora estuvo cerrado cinco días y se espera que esté funcionando otra vez hoy.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes