Tratan de identificar víctimas de accidente de avión

AMSTERDAM (AP). Los cadáveres de nueve personas que murieron en el accidente de un avión de la aerolínea turca en Holanda han sido identificados, anunció hoy viernes un alcalde holandés.

Theo Weterings, de Haarlemmermeer, dijo que las cinco víctimas turcas serán trasladadas a su país tan pronto se cumplan las formalidades burocráticas. Por su parte el consulado de Estados Unidos debía decidir cuándo trasladar los cadáveres de cuatro estadounidenses.

De las 135 personas a bordo del Boeing 737-800 que se partió en tres partes en un campo lodoso cuando intentaba aterrizar el miércoles por la mañana, 63 seguían hospitalizadas, una de ellas en condición crítica, agregó Weterings.

Mientras 40 investigadores inspeccionaban el lugar del accidente el viernes, los expertos analizaban en París las cajas del avión con grabaciones y registros de datos. Sandra Groenendal, vocera de la Autoridad de Seguridad de Holanda, dijo que probablemente el miércoles se dará a conocer la primera evaluación de las fallas según la caja negra.

La aerolínea turca dijo hoy viernes que entre los muertos estaban los pilotos Hasan Tahsin Arisan, Olgay Ozgur y Murat Sezer y el sobrecargo Ulvi Murat Eskin.

Boeing confirmó que cuatro de sus empleados estaban en el vuelo y dio a conocer sus nombres, pero no especificó los dos cuya muerte se comprobó. Un tercero estaba en condición crítica y era incierto el estado del cuarto.

La empresa se proponía trasladar a sus familiares a Holanda si deseaban venir, dijo el vocero Andrew Davis.

El vuelo TK1951, procedente de Estambul, se precipitó a tierra a unos tres kilómetros de la pista en el Aeropuerto Schiphol. El fuselaje se partió en dos, cerca de la cabina, y la cola se desprendió.

Pese al impacto, los restos del avión no se incendiaron y una gran cantidad de personas lograron abandonar el sitio del accidente con lesiones menores.

Los pasajeros y los tripulantes del avión provenían de al menos nueve diferentes países, entre ellos siete de Estados Unidos y tres de Gran Bretaña, informó a la prensa el alcalde Theo Weterings.

La mayoría de los pasajeros eran holandeses y turcos, pero también había al menos un pasajero cada uno de Alemania, Taiwán, Finlandia, Bulgaria e Italia.

Expertos señalaron que posiblemente el lodo acumulado en el lugar del aterrizaje habría contribuido a evitar un incendio resultante de la ruptura de tanques y tubos de combustible en la parte baja del fuselaje.

Un sobreviviente, Henk Heijloo, dijo que el último mensaje que oyó del capitán fue la orden a sus tripulantes de sentarse y ajustarse los cinturones. Señaló que tardó algún tiempo antes de advertir que el aterrizaje había sido fallido.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes