Tribunal de Chile declara culpable a cura por abuso sexual de niño de 6 años

Un tribunal oral en lo penal de la ciudad de Ovalle, en el norte de Chile, declaró culpable a un cura católico imputado por abusar sexualmente de un niño de seis años, informaron este viernes fuentes judiciales.

En una resolución unánime de los tres jueces, el tribunal declaró al sacerdote Luciano Antonio de la Barrera Arancibia culpable del delito consumado de abuso sexual del menor, cometido en la localidad de Los Vilos, en la región de Coquimbo, el 15 de septiembre del año 2018.

En esa fecha, el cura, que se desempeñaba habitualmente en la ciudad de San Felipe, en la región de Valparaíso, llegó a Los Vilos con el propósito de oficiar una misa en el Hogar de Niños "Laura Vicuña" de esa localidad.

En el interior del establecimiento, según el expediente del caso, procedió a realizar un acto lascivo en contra del pequeño, pero fue observado por una testigo.

"Desde que empezamos la investigación teníamos certeza de la veracidad de los hechos y por eso lo acusamos. Teníamos constancia por declaración de testigos presenciales", comentó tras conocerse el veredicto el fiscal de Los Vilos, Rodrigo Gómez.

Precisó que entre las diligencias de la investigación se efectuó a la víctima una entrevista videograbada, en la que el niño describió el hecho, lo que sumado a la delaración de la testigo, facilitó el veredicto condenatorio a que llegaron los jueves.

"La testigo, de forma coherente y congruente dio a conocer la existencia del hecho", subrayó el fiscal.

La sentencia contra el sacerdote se conocerá el próximo martes, 6 de agosto, indicaron las fuentes.

La iglesia católica chilena atraviesa en la actualidad por una crisis causada por los abusos sexuales cometidos por numerosos miembros de la misma, lo que ha provocado la renuncia de obispos y otros dignatarios, la expulsión de otros y decenas de juicios que involucran a religiosos.

El último caso, que se ventila en estos días, involucra a Renato Poblete, un emblemático jesuita fallecido en 2010, que según una investigación ordenada por la propia congregación, violó o abusó de más de una veintena de mujeres, varias de ellas menores durante casi 50 años, entre 1960 y 2008.

La indagatoria, llevada a cabo por el abogado Waldo Bown, determinó que además Poblete mantuvo seis relaciones estables en un periodo de tiempo, y estimó "la existencia de aspectos abusivos en al menos cinco de ellas".

Poblete, que entre 1982 y 2000 fue el capellán del Hogar de Cristo, una institución de beneficencia creada por San Alberto Hurtado en 1944, recibió en 2009, de manos de la entonces presidenta Michelle Bachelet, el Premio Bicentenario como reconocimiento a su trayectoria de servicio social.

Posteriormente se dio su nombre a un parque de Santiago, en el que se instaló además una estatua suya. Tras desatarse los escándalos, se anuló la denominación del lugar y la efigie del cura fue fundida.

Según datos de la Fiscalía, hay 166 causas abiertas por abusos en el clero chileno, mientras las víctimas suman 248, de las que 131 eran menores de edad al sufrir los delitos.

En tanto, las personas relacionadas con la Iglesia que son investigadas suman más de 200, entre ellas 10 obispos, 152 sacerdotes, 9 diáconos, 15 laicos, 8 personas de las que no se dispone información y 27 pertenecientes a órdenes o congregaciones sin ser clérigos. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes