Tribunal de París ordena que Noriega continúe en prisión

París ( EFE). El ex dictador panameño Manuel Antonio Noriega seguirá en la prisión de la Santé de París, al menos hasta que sea sometido a juicio a partir del próximo 28 de junio, según dictaminó hoy el Tribunal de Apelación de la capital francesa.

Los jueces rechazaron la demanda de los abogados de Noriega, que habían recurrido una primera decisión del Tribunal Correccional del pasado día 12 contra su puesta en libertad.

" El Tribunal confirma y ordena el mantenimiento en prisión" del ex dictador, se limitó a decir el presidente de la Corte de Apelación.

El detenido, vestido de traje oscuro, escuchó en pie la escueta resolución en una sala en la que se encontraban algunos de sus familiares, incluida una de sus hijas.

Sus abogados tienen aún la posibilidad de presentar un recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

La justicia francesa había enviado a la cárcel a Noriega el pasado 27 de abril, cuando llegó a París extraditado de Estados Unidos, donde ha estado 20 años entre rejas.

El Tribunal de Apelación desestimó hoy el recurso interpuesto por sus abogados, tras la audiencia celebrada el pasado viernes en la que el ex dictador tomó la palabra para denunciar lo que definió como "una conspiración internacional" dirigida por Estados Unidos en su contra con el fin de evitar su vuelta a Panamá.

Noriega, de 76 años, dijo entonces que " la acusación de la Fiscalía es igual que la acusación que hicieron en Miami", refiriéndose al proceso que lo condenó por narcotráfico en Estados Unidos.

El que fuera hombre fuerte de Panamá hasta la invasión de su país por Estados Unidos en 1989 también solicitó al Tribunal " un hábitat para tener la oportunidad" de preparar el juicio previsto contra él, que tendrá lugar del 28 al 30 de junio próximos por blanqueo en Francia de dinero del narcotráfico.

Insistió en que sus condiciones de arresto en la prisión de la Santé están " contraviniendo" la Convención de Ginebra que establece las reglas de tratamiento de los prisioneros de guerra, que es el estatuto que le otorgó Estados Unidos en 1992 y que la justicia francesa le reconoció.

De hecho, sus abogados, Yves Leberquier y Antonin Lévy, reiteraron que para que se respetara ese estatuto de prisionero de guerra, en caso de seguir detenido, tendría que estarlo en otro tipo de establecimiento, ya fuera un cuartel o en un hotel.

La justicia francesa condenó a Noriega en ausencia en julio de 1999 a diez años de cárcel y a una multa unos 11,2 millones de euros por blanqueo de dinero procedente del narcotráfico, y en el proceso del mes que viene se va a repetir el procedimiento, aunque esta vez con él presente.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes