Tribunal Supremo valida el registro digital con datos biométricos en la India

El Tribunal Supremo de la India validó hoy un registro digital con datos biométricos impulsado por el Gobierno para identificar a la población, conocido como Aadhaar, que había sido cuestionado por supuestamente atacar a la privacidad, aunque decidió imponer ciertas restricciones a su uso.

Una corte formada por cinco jueces y encabezada por el presidente del Supremo, Dipak Misra, dio el visto bueno a la Aadhaar, pero aseguró que algunas normas de la ley son inconstitucionales, afirmó a la salida del juzgado el abogado Prashant Bhushan, que representó a los demandantes que desafiaron la validez del documento.

"En particular, han decidido que ninguna compañía privada, ya sea una empresa de telecomunicaciones, un banco, una escuela o una aerolínea, puede pedir la Aadhaar para prestar algún servicio", explicó Bhushan.

La plataforma de identidad digital reúne los datos de más de mil millones de personas en el país y fue concebida para facilitar el acceso a subsidios o trámites del Gobierno.

Sin embargo, compañías telefónicas y bancos comenzaron a exigir los doce números de la Aadhaar para prestar sus servicios y el Gobierno también hizo prácticamente obligatoria la identificación para acceder a muchos servicios, lo que movió a un grupo de personas a cuestionar la constitucionalidad de la identificación.

Bhushan afirmó que los jueces "también han dicho que si la identificación biométrica de una persona falla, no le puede ser denegado el beneficio de ningún programa gubernamental (...) si se puede establecer su identidad de otro modo".

Organizaciones de derechos civiles habían advertido del riesgo de que los datos sean utilizados por organismos públicos e incluso empresas privadas con fines distintos al de la identificación.

Los riesgos de seguridad asociados con una base de datos biométricos tan masiva también han sido criticados por activistas.

El máximo órgano judicial de la India también ha señalado que los datos generados por las personas al identificarse no podrán ser almacenados más de seis meses, en lugar de los cinco años que preveía la regulación existente.

"Todos los datos que han sido recolectados gracias a Aadhaar necesitan ser destruidos", resumió Bhushan.

Aadhaar nació en 2009 con el anterior Gobierno del partido del Congreso y fue impulsada por el actual Ejecutivo del BJP de Narendra Modi, que aprobó un cambio en la ley en 2016 para regular el registro digital. EFE

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes