Tribunal peruano decidirá el sábado apelación a prisión preventiva de Keiko Fujimori

La justicia peruana programó para el sábado la audiencia de apelación a la prisión preventiva por 36 meses contra Keiko Fujimori y otros dirigentes del partido Fuerza Popular, en la que se decidirá si la líder opositora continúa encarcelada o recupera su libertad, informó el miércoles el Poder Judicial.

"La Segunda Sala Penal de Apelaciones Nacional programa audiencias de apelación a prisión preventiva dictada contra Keiko Fujimori y Jaime Yoshiyama para el 15 de diciembre a las 9h00", anunció la justicia en su cuenta de la red Twitter.

Keiko, hija del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), permanece en prisión desde hace seis semanas acusada del presunto delito de lavado de activos por recibir aportes ilegales de campaña de la empresa brasileña Odebrecht.

El tribunal también resolverá durante esa audiencia la apelación del exjefe de campaña de Keiko, Jaime Yoshiyama, quien se encuentra libre en Miami, Estados Unidos, recuperándose de una operación de la vista, según sus abogados.

El juez Richard Concepción Carhuancho envió a prisión a Keiko Fujimori el 31 de octubre y, en noviembre notificó a la policía peruana para capturar a Yoshiyama tras dictar prisión preventiva por 36 meses.

"Finalmente, después de las demoras y postergaciones promovidas por el juzgado de origen, la apelación de Keiko Fujimori ya tiene fecha: sábado 15 de diciembre. Allí estaremos en busca de que la justicia prevalezca", tuiteó su abogada Giuliana Loza.

Además de las apelaciones de Fujimori y Yoshiyama, el tribunal revisará las demandas de otros cinco dirigentes de la cúpula de Fuerza Popular, que también se encuentran con prisión preventiva.

La fiscalía considera que todos ellos forman parte de "una organización criminal" al interior del partido fujimorista que se dedicó a blanquear 1,2 millones de dólares provenientes de fondos ilícitos de la brasileña Odebrecht para la campaña presidencial de 2011. Fuerza Popular lo niega.

Keiko Fujimori, de 43 años y madre de dos niñas, calificó de "arbitraria" su detención y denunció que no se había respetado "el debido proceso", en una carta que difundió desde la prisión de la cárcel de mujeres de Chorrillos, al sur de Lima, donde está recluida.

Si el juzgado que resolverá la apelación ratifica la prisión preventiva a Keiko, su aspiración de ser candidata presidencial por tercera vez en 2021 se verá seriamente amenazada.

La apelación se abordará en un contexto político marcado notoriamente por el declive de Fuerza Popular, que controla el Congreso del Perú.

Crecientes disensiones internas, que coinciden con la pérdida de liderazgo de Keiko Fujimori, han puesto en peligro la fortaleza de esta agrupación.

Esa percepción se reforzó con la victoria del presidente Martín Vizcarra en el referéndum de reformas constitucionales del domingo pasado, donde una mayoría abrumadora del 80% aprobó el fin de la reelección parlamentaria, entre otras medidas de lucha contra la corrupción.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes