Tribunal ordena juicio contra pilotos franceses

Un tribunal dominicano ordenó el martes abrir un juicio de fondo por narcotráfico contra cuatro franceses, incluidos dos pilotos y un asistente aéreo, que han estado en prisión preventiva más de un año por su presunta vinculación con un cargamento de unos 700 kilogramos de cocaína.

La jueza Elka Reyes consideró que la fiscalía presentó pruebas suficientes para suponer la presunta responsabilidad de los ciudadanos franceses y 14 dominicanos, entre militares y agentes de aduanas y de seguridad, en el intento de trasiego del cargamento. También ordenó su libertad condicional mientras se desarrolle el juicio.

Los pilotos Pascal Jean Fauret, de 44 años, Bruno Odos, de 54, el asistente de vuelo Alain Castany, de 67, y el pasajero Nicolas Pisapia, de 38, fueron arrestados la madrugada del 20 de marzo de 2013 en la terminal privada del aeropuerto del complejo turístico de Punta Cana, 200 kilómetros al este de Santo Domingo, y desde entonces permanecen en prisión preventiva.

Los agentes antidrogas encontraron en el avión en el que viajarían los franceses 26 maletas, de presunta propiedad de Pisapia, en las que se hallaba la cocaína.

Con la decisión de la jueza, los cuatro franceses serán liberados en los próximos días, pero no podrán salir del país y deberán presentarse el primer lunes de cada mes a firmar un libro de registro.

"Es injusto", dijo a The Associated Press María Elina Gratereaux, abogada de Fauret y Odos. Le decisión de la juez se basó en "algo que para mí es completamente ilógico".

Explició que las únicas pruebas que cuenta la fiscalía contra sus clientes son declaraciones de agentes infiltrados que aseguran que los pilotos se reunieron para cenar con Pisapia, único pasajeros del vuelo rentado y presunto en propietario de las maletas donde se hallaba la droga.

Grateraux aseguró que en la acusación no se evidencia ninguna vinculación directa de los dos pilotos con el cargamento de cocaína, sino que sólo fueron detenidos por su presencia en al avión.

Adelantó que estudiará con sus clientes la posibilidad de apelar la apertura a juicio de fondo. El fiscal Milciades Guzmán tampoco había decidido apelar el fallo para que los implicados no sean liberados.

Aunque consideró que existen elementos suficientes que puedan conducir a una condena en contra de los cuatro franceses, la jueza detalló que decidió liberarlos parque mantenerlos en la cárcel sería ilegal, ya que en abril del 2014 un tribunal les había impuesto sólo un año de prisión preventiva en espera de que la fiscalía concluyera sus investigaciones.

Fauret, Odos y Castany han insistido en su inocencia con el argumento de que, como pilotos comerciales y asistente de vuelo, no conocían el contenido del equipaje.

Pisapia era el único pasajero del vuelo rentado con destino a Saint Tropez y su abogado aseguró en una de las audiencias que no existen pruebas de que el equipaje fuera suyo. Según la defensa, Pisapia llegó a la terminal aérea sólo con una mochila. Tras conocer su inminente libertad condicional, Pisapia salió sonriendo de la sala de la audiencia y mostraba a la prensa sus dedos colocados como símbolo de la paz.

De forma original, los agentes antidrogas detuvieron a los cuatro franceses y 43 dominicanos, de los cuales 28 fueron liberados el martes sin cargos.

El fiscal Guzmán había aseguró ante el tribunal que de acuerdo con la investigación, el supuesto grupo planificó al menos cuatro grandes embarques de cocaína entre 2012 y 2013 y de ellos logró transportar a Europa por lo menos 295 kilogramos de la droga.

Los pilotos no habían participado en los vuelos previos.

Debido a las continuas posposiciones de las audiencias preliminares, la asociación de pilotos franceses había amenazado en enero pasado con no volar a República Dominicana. Con más de 200.000 viajeros al año, Francia es el tercer país de origen de turistas que visitan cada año las playas dominicanas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada