Trifulca en el Parlamento de Venezuela por bloqueo militar a la prensa

Empujones, golpes y gritos cruzaron este martes militares de la Guardia Nacional, diputados y periodistas cuando los uniformados impidieron la entrada de la prensa al Parlamento venezolano, controlado por la oposición.

El Sindicato de Trabajadores de la Prensa (SNTP) denunció que "varios equipos de prensa fueron golpeados" y una cámara "destruida" cuando un grupo de parlamentarios intentó que los periodistas ingresaran al Palacio Legislativo.

"José Rivas, camarógrafo de (la televisora privada) Venevisión sufrió traumatismo costal y traumatismo periorbitario izquierdo cuando intentaba entrar (...). La cámara fue destruida y el trabajador reporta que recibió patadas y golpes" de efectivos militares, señaló el SNTP en Twitter.

En un video difundido por redes sociales, Rivas denunció que el coronel Bladimir Lugo -responsable de la seguridad de la Asamblea Nacional- agarró su cámara y "la batió contra el piso".

El bloqueo militar a la prensa en las sesiones parlamentarias viene siendo habitual en las últimas semanas. Seis veces se ha impedido el acceso de medios de comunicación al hemiciclo desde el 17 de abril.

En medio de los forcejeos, un pequeño grupo de periodistas logró entrar al Parlamento, pero la mayoría no pudo.

El diputado Juan Andrés Mejía, quien difundió un video de la trifulca por Periscope, denunció también que varios legisladores fueron agredidos.

"Todo lo que queremos es que se informe lo que pasa dentro de la Asamblea. Está dentro de la Constitución, es el derecho a que la gente se informe", dijo Mejía.

En la sesión de este martes se debatían las elecciones del domingo, en las que el presidente Nicolás Maduro buscará la reelección. La mayoría opositora aprobó un acuerdo en el que califica el proceso de "simulacro".

Tras reunirse con la directiva del Parlamento, el SNTP intentó entregar una carta a la Guardia Nacional solicitando que acepte la cobertura periodística de las sesiones, pero la misiva -aseguró- no fue recibida.

El primer día en el que militares impidieron el acceso de la prensa al Parlamento coincidió con la autorización de diputados a enjuiciar a Maduro por presunta corrupción en el caso de Odebrecht, medida sin reconocimiento oficialista, pues todas las decisiones de la cámara son consideradas nulas por la corte suprema.

avs/erc/yow

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7