Tropas de EU se retiran de Haití

PUERTO PRINCIPE (AP). Las tropas estadounidenses se están retirando de la destrozada capital haitiana, lo cual ha generado temor entre sus habitantes de que la ayuda internacional esté disminuyendo a pesar de que la ciudad sigue hundida en la miseria.

A medida que los soldados empacaban sus pertenencias y comenzaban a regresar a su país este fin de semana, los haitianos y algunos trabajadores de ayuda humanitaria se preguntan si las fuerzas de paz de las Naciones Unidas y la policía local serán suficientes para cumplir con la tarea de mantener el orden. Más de medio millón de personas aún viven en extensos campamentos que se han vuelto más incómodos en los últimos días al comenzar anticipadamente la temporada de lluvias.

Algunos también temen que la partida de los soldados estadounidenses sea un indicio de una disminución del interés internacional en la tribulación del pueblo haitiano tras el catastrófico terremoto del 12 de enero.

"Me gustaría que se quedaran en Haití hasta que reconstruyan el país y todo mundo pueda regresar a su casa", dijo Marjorie Louis, de 27 años y madre de dos niños, mientras calentaba un tazón de frijoles para su familia sobre una fogata encendida con carbón en el pasto artificial del estadio nacional.

Las autoridades estadounidenses dicen que el largamente anticipado retiro de tropas no es un indicio de que esté disminuyendo el compromiso con Haití, sino que sólo es una modificación en la naturaleza del operativo. Ahora la seguridad será responsabilidad de la fuerza de paz de la ONU, integrada por 10.000 efectivos, y la policía haitiana.

Una cantidad menor de fuerzas estadounidenses —la cifra exacta aún no ha sido determinada— será necesaria en el país a medida que la ONU y el gobierno haitiano reafirman el control, dijo el general Douglas Fraser, director del Comando del Sur de las fuerzas estadounidenses, a cargo del operativo en Haití.

"Nuestra misión ha sido cumplida en su mayor parte", afirmó Fraser.

Las fuerzas de Estados Unidos llegaron poco después del terremoto para atender a los heridos, proporcionar alimentos y agua de emergencia, e impedir brotes de violencia entre los desesperados sobrevivientes. También ayudaron a normalizar el funcionamiento del aeropuerto y del puerto.

No ha habido violencia generalizada, pero la seguridad sigue siendo motivo de preocupación. Una muchedumbre detuvo el viernes a un convoy de la ONU que transportaba alimentos de Gonaives a Dessalines, y saqueó dos camiones antes de que las fuerzas de paz recuperaran el control, indicaron funcionarios del organismo mundial.

Los otros dos vehículos fueron escoltados de vuelta a Gonaives. No hubo reportes de lesionados.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes