Tropas llenan capital afgana luego de ataque del Talibán

KABUL (AP). Soldados del gobierno fuertemente armados inundaron hoy jueves las calles de la capital afgana, incrementando la seguridad antes de la llegada del enviado especial de Estados Unidos a la región, un día después de los ataques del Talibán mostraron lo fácil que puede ser traspasar las defensas de la ciudad.

Richard Holbrooke, nombrado recientemente por el presidente Barack Obama como enviado a Afganistán y Pakistán, era esperado más tarde durante el día para su primer visita al país.

La seguridad hubiera sido normalmente intensificada para una visita como esa, pero Holbrooke llega luego de uno de los ataques más audaces del Talibán a la capital.

En tanto en el este, un atacante suicida hizo estalla una bomba en las afueras de una estación de policía en Sharan, la capital de la provincia de Paktika, matando a un agente e hiriendo a otros 10, dijo el ministerio del Interior en una declaración.

El Talibán regularmente ataca a tropas afganas y occidentales en acciones suicidas y asaltos en caminos, y otros incidentes violentos han aumentado también este año.

El miércoles, milicianos talibanes mataron a 20 personas en un ataque coordinado contra tres edificios de gobierno. Armados con fusiles de asalto, granadas y chalecos con explosivos, atravesaron barricadas para ingresar al Ministerio de Justicia en el corazón de Kabul y a un edificio del departamento de correccionales en el norte de la ciudad.

Un atacante murió en enfrentamiento con fuerzas de seguridad antes de que pudiera ingresar al Ministerio de Educación.

El Talibán se atribuyó la responsabilidad de los asaltos poco después.

El ataque sirvió como recordatorio de los retos que enfrenta Obama mientras Estados Unidos incrementa su enfoque, y cifra de tropas, en Afganistán. El nuevo gobierno prometió incrementar su presencia militar en 30.000 soldados. Holbrooke está ayudando al gobierno de Obama a diseñar una estrategia nueva para derrotar a los insurgentes del Talibán, tanto en Afganistán como en Pakistán.

Bajo lluvia y nieve, tropas fuertemente armadas abarrotaron el jueves las intersecciones viales de Kabul, revisando vehículos y documentación de los conductores.

"Las medidas de seguridad se han incrementado en cien por ciento, particularmente en las entradas de Kabul", dijo Abdul Gafar Pacha, jefe de la unidad de investigaciones criminales de la policía.

Los ocho atacantes talibanes murieron durante los hechos del miércoles, incrementando la cifra de muertos a 28. Otras 57 personas resultaron heridas, según el Ministerio del Interior.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes