Trump y Putin mantendrán conversación telefónica este martes

El presidente estadounidense Donald Trump hablará por teléfono el martes con su homólogo ruso Vladimir Putin, anunciaron la Casa Blanca y el Kremlin.

Confirmamos que la conversación se llevará a cabo este marte por la tarde, hora de Washington, declaró el portavoz del Kremlin Dmitri Peskov en declaraciones a la agencia rusa Ria Novosti.

Será la tercera conversación telefónica entre ambos presidentes desde la llegada de Trump a la Casa Blanca.

El 28 de enero Trump y Putin hablaron sobre cómo vencer al grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El 3 de abril pasado, Trump había llamado a Putin para solidarizarse con Rusia tras el atentado en el metro de San Petersburgo que dejó 15 muertos.

Aunque los temas por tratar por los dirigentes no fueron precisados, esta discusión se llevará a cabo luego de los bombardeos de Estados Unidos en abril contra una base aérea del régimen sirio, cuyo principal aliado es Moscú.

Putin y Trump no se reunieron de momento, a pesar de las promesas electorales del candidato republicado de normalizar las relaciones ruso-estadounidenses.

De momento su primer encuentro está previsto en la cumbre del G20 el 7 y 8 de julio en Hamburgo, Alemania.

Donald Trump defendió durante su campaña electoral y al comienzo de su presidencia un acercamiento con Rusia, que tarda en traducirse en gestos concretos a 100 días en el poder. Los desacuerdos entre los dos países se multiplican sobre Siria, Ucrania, Corea del Norte o Afganistán.

En abril, un encuentro en Moscú entre los jefes de la diplomacia rusa y estadounidense, Serguei Lavrov y Rex Tillerson, dejó en evidencia las divergencias patentes entre los enfoques de las dos potencias nucleares sobre los principales temas.

Lavrov y Tillerson se reunirán nuevamente el 10 y 11 de mayo en Fairbanks (Estados Unidos), al margen de una cumbre sobre el Artico, según la diplomacia rusa.

Las relaciones entre Trump y Rusia son vigiladas de cerca desde que los servicios secretos de Estados Unidos acusaron al Kremlin de haber pirateado la red informática de la dirección del partido demócrata antes de la elección en la que el millonario estadounidense se impuso.

Rusia desmintió toda injerencia en la elección estadounidense.

El FBI estadounidense investiga los vínculos entre los miembros del equipo de campaña de Trump y el gobierno ruso, mientras que el Pentágono investiga pagos recibidos de empresas vinculadas al poder ruso por Michael Flynn, el ex consejero de seguridad nacional del presidente estadounidense.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7