Trump arremete contra filtraciones a la prensa

El presidente Donald Trump está atacando las filtraciones internas, a la vez que sopesa reestructurar su equipo personal en la Casa Blanca y lucha contra una creciente crisis relacionada a la presunta interferencia de Rusia a la campaña del 2016.

Frustrado con lo que cree es la incapacidad de su equipo para arremeter contra más filtraciones, Trump está procurando tener más equipos legales y relacionistas públicos experimentados. Si bien él ha calificado su primer viaje al extranjero de "jonrón", éste fue opacado por reportes sobre la interferencia de Moscú y posibles tratos inapropiados de Rusia con la campaña de Trump y asociados.

Las últimas novedades se acercaron a la Oficina Oval. Alegan que el yerno de Trump y asesor sénior Jared Kushner propuso un medio secreto de comunicación con Rusia durante la transición presidencial.

Trump arremetió el domingo, tras mantener un bajo perfil en las redes sociales durante su viaje de nueve días. Lanzó una serie de tuits, castigando lo que calificó de prensa de "noticias falsas". Se enfocó bastante en filtraciones - tanto las que salen de la Casa Blanca como en una que salió del área de espionaje, por la cual se responsabiliza a los estadounidenses, sobre el mortal ataque terrorista en un concierto en Gran Bretaña.

Sobre la investigación del ataque terrorista, Trump dijo: "La primer ministro británica May estaba muy enojada porque la información que Gran Bretaña dio a Estados Unidos sobre Manchester fue filtrada".

Trump también dijo que "muchas de las filtraciones que salen de la Casa Blanca son mentiras inventadas". Agregó que es "muy posible que esas fuentes no existen sino que son inventadas por periodistas falsos".

Sin embargo, aun cuando están autorizados, altos funcionarios del gobierno de Trump en la Casa Blanca frecuentemente piden anonimato para informar a los reporteros con la condición de que sus nombres no sean divulgados.

Trump, quien no tuvo eventos públicos el domingo, tenía previsto dar declaraciones el lunes en el Cementerio Nacional Arlington por el Día de los Caídos.

Marc Kasowitz, quien es abogado de Trump desde hace mucho tiempo, se ha sumado a su equipo legal para ayudarle con la investigación sobre Rusia. Se prevé que más abogados con amplia experiencia en investigaciones en Washington también se sumen, al igual que publicistas expertos en crisis

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7