Tsipras promete ponerse corbata tras la decisión de alivio de la deuda griega

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, aseguró hoy que cumplirá la promesa que hizo tras ganar las elecciones en enero de 2015 de ponerse corbata, una vez que lograra el alivio de la deuda del país.

El presidente de Grecia, Prokopis Pavlópulos, le recordó esta promesa durante una reunión en la que Tsipras le informó del cierre del tercer rescate acordado la pasada madrugada en el Eurogrupo.

"Cuando alguien gana una apuesta debe respetar las condiciones que conlleva", contestó Tsipras, quien añadió que su problema es que primero tiene que buscar una "camisa adecuada con cuello duro" apta para una corbata.

El 24 de enero de 2015, en la víspera de las elecciones que ganó el movimiento izquierdista Syriza, Tsipras prometió que el día en que lograra el alivio de la deuda helena, se pondría corbata, un accesorio que jamás usa.

Desde entonces no ha habido ni una sola ocasión, por solemne que fuera, en la que se le haya visto con corbata y han sido varios los líderes europeos que han intentado ponerle una.

El primero fue el entonces primer ministro italiano, Matteo Renzi, en la primera cumbre europea en la que participó Tsipras en 2015.

El 22 de mayo del mismo año, en medio de la negociación entre el Gobierno de Syriza y los acreedores del país, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, intentó también ponerle una.

El más reciente fue el primer ministro macedonio, Zoran Zaev, el pasado domingo durante la ceremonia de la firma del acuerdo entre los dos países sobre el nuevo nombre de la Antigua República Yugoslava de Macedonia.

La deuda del Estado griego está en alrededor del 180 % del producto interior bruto del país.

La decisión del Eurogrupo prevé medidas de alivio de la deuda a medio plazo, pero no una quita, como reivindicaba Syriza en 2015. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7