Tsunami destroza muelles en población californiana

CRESCENT CITY, California, EU. (AP) — Los pescadores que huyeron al mar antes de la llegada del tsunami que golpeó esta pequeña población costera regresaban con un poco de cangrejo el sábado mientras que los curiosos revisaban los daños.

"Esta bahía es el corazón y el alma de nuestra comunidad ", dijo el alguacil del Condado de Del Norte, Dean Wilson, al ver lo que quedaba de lo que alguna vez fuera una bahía llena de vida.

"La pesca es la identidad y el espíritu de esta comunidad además del turismo y será difícil recuperarnos", agregó.

Una serie de poderosas marejadas generadas por el devastador terremoto de Japón llegaron a la localidad alrededor de las 7:30 de la mañana, hora local, del viernes y azotaron la bahía durante el día y la noche.

Las olas chocaron contra los diques de protección y crearon potentes corrientes que despedazaron los muelles. También dejaron las embarcaciones a la deriva, lanzándolas unas contra otras como si se tratara de bolas de billar.

Se cree que ocho de esas embarcaciones se hundieron y una sufrió daños. Otro velero sin tripulante fue sacado de la bahía y terminó encallando en la costa.

El sábado una mancha de petróleo flotaba en el agua y las gaviotas se daban un festín con las ostras que habían quedado expuestas en los muelles derribados, mientras los leones marinos hacían ruido cerca del lugar. Casi el 80% de los muelles que alguna vez albergaron 140 embarcaciones desaparecieron.

Los equipos de rescate y reconstrucción se preparaban para trabajar pero los buzos no podían descender en el agua y las embarcaciones no pudieron maniobrar hasta que las olas del tsunami cesaron completamente, dijo Alexia Retallack una vocera del Departamento de Pesca y Caza de California.

En tanto, el hombre de 25 años que fue arrastrado al mar cuando tomaba fotografías de las olas a la entrada del río Klmath fue identificado por el alguacil como Dustin Weber, originario de Oregon.

Los pescadores no sufrían tanto a unos 564 kilómetros (350 millas) al sur, en Santa Cruz, la otra bahía en el estado que fue afectada por las olas del viernes. La mayoría de las 850 embarcaciones que atracan en Santa Cruz son yates de placer entre ellos 60 que se encuentran en el lugar de forma permanente.

La madrugada del sábado, algunas grúas comenzaron a sacar a flote embarcaciones hundidas, algunas todavía podrían rescatarse otras estaban hechas pedazos, al tiempo que los equipos de socorristas con chalecos salvavidas y botas de hule trabajaban cerca de la costa, sacando del agua pedazos de muelles, trozos de plástico y basura.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes