Turista asesinada en Puerto Rico avisó que iba a morir

SAVANNAH, Georgia, EU (AP). Una mujer embarazada que fue secuestrada y asesinada en Puerto Rico le dijo a su prometido que "iba a morir" en una llamada por celular desde el maletero del vehículo de su plagiario, dijo el viernes la madre de la víctima.

Sara Kuszak, de 36 años, fue encontrada degollada el miércoles. Su madre, Joan Lang, dijo que su último telefonema a su prometido Cheshire McIntosh ofreció pocas esperanzas de que saliera con vida.

"Habló con Cheshire y le dijo que sabía que iba a morir", dijo Lang vía telefónica desde su residencia en San José, California. "Sabía que no tenía oportunidad alguna con este sujeto. Uno se puede imaginar la agonía por la que pasaron ambos, al decirse adiós".

McIntosh rechazó una solicitud de entrevista a través de Thelma Rivera, una abogada en Puerto Rico que le ayudaba a traducir sus documentos y a realizar los tramites para el funeral. En cambio McIntosh emitió un comunicado en el que pedía privacidad y tiempo para superar el dolor.

"Estoy desconsolado por la muerte repentina e inesperada de nuestra amada Sara Kuszak", dijo McIntosh. "Sara fue una persona excepcional y esperábamos con mucha alegría el nacimiento de nuestro hijo".

También reconoció a la policía en Puerto Rico y a la FBI por actuar eficazmente para localizar a su prometida.

"Aunque su respuesta inmediata no traerá de vuelta a Sara, sí evitó que tuviéramos una espera larga y tortuosa", agregó McIntosh.

Un amigo dijo que Kuszak, quien hace cinco años se mudó a Savannah desde San Francisco para vivir con McIntosh, gustaba explorar las islas que visitó durante sus viajes de trabajo con su novio, que es capitán de yate.

Ella pasaba semanas en el mar preparando alimentos como chef de la tripulación, mientras que McIntosh guiaba los yates de personas adineradas. Los amigos de ambos dicen que la pareja, que planeaba casarse en marzo, se complementaba de maravilla. Ambos eran atractivos, aventureros y carismáticos.

Los amigos y familiares de la pareja tratan de comprender las razones por las cuales fue secuestrada y colocada en el maletero de un automóvil, para ser violada y asesinada en el poblado de Fajardo, Puerto Rico. Tenía cinco meses de embarazo.

El jueves Eliezer Márquez, de 36 años, recibió cargos por secuestro, violación y homicidio intencional por la muerte de Kuszak. La policía de Fajardo dijo que Márquez confesó haber matado a Kuszak luego de que lo arrestaron el miércoles cuando aún tenía manchas de sangre en su camiseta y pantalones.

El asesinato fue realizado de la misma forma en la que la madre de Márzques, Inés Navedo, mató a otras personas. Ella fue declarada culpable en 1992 por degollar a dos hermanos pequeños de 2 y 3 años.

"Me dijo que se sentía mal porque no sabía que (Kuszak) estaba embarazada", dijo el policía Arsenio Rodríguez. "Estaba llorando y me decía que se sentía mal porque tiene una hija y sabe que cometió un grave error".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes