Turquía y EEUU acuerdan un plan para Manbij, Siria

Autoridades turcas y estadounidenses reunidas en Alemania acordaron un plan para la estratégica ciudad siria de Manbij, en Siria, que era una fuente de tensión entre aliados de la OTAN, según indicó el jueves el Ejército turco.

Responsables militares de ambos países se reunieron el 12 y 13 de junio y en la sede del Comando Europeo de Estados Unidos en Stuttgart y llegaron a un acuerdo en un “Plan de Implementación de Manbij”, según un comunicado. El plan será comentado por altos cargos de Washington y Ankara, señaló el texto, sin dar detalles.

Turquía y Estados Unidos han ofrecido descripciones dispares sobre sus planes para Manbij, pero se espera que una milicia kurda respaldada pro Estados Unidos se retire al este del río Éufrates, cumpliendo una antigua exigencia de Turquía.

Ankara ha pedido varias veces a Estados Unidos que deje de apoyar a las Unidades de Protección Popular, o YPG, una milicia kurda siria que considera como un grupo terrorista y una extensión de la insurgencia kurda dentro de sus fronteras.

El contingente ha sido determinante en la lucha contra el grupo extremista Estado Islámico y para expulsarlo del norte de Siria, Mabij incluida.

Un grupo internacional de derechos humanos señaló que los combatientes sirios de oposición con apoyo turco han ocupado, saqueado y destruido propiedades de civiles kurdos en la región norteña kurda de Afrin.

Human Rights Watch señaló que los rebeldes han instalado a combatientes y sus familias en viviendas locales y saqueado propiedades civiles.

“Destruir o instalarse en las propiedades de personas que tuvieron que huir de los combates no es lo que deberían estar haciendo los combatientes del Ejército Libre Sirio cuando avanzan sobre una zona”, afirmó en un informe Priyanka Motaparthy, directora de emergencias en funciones de HRW.

Turquía y los grupos rebeldes en Afrin deberían compensar a los residentes desplazados cuyas propiedades están ocupando, destruyendo o saqueando, y no deberían privar permanentemente a los vecinos de su propiedad, indicó HRW.

Ankara lanzó el 20 de enero una ofensiva por tierra y aire sobre la región de Afrin, que estaba bajo control kurdo, y dos meses más tarde había capturado la mayor parte.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7