La UE lanza su cooperación militar reforzada con 25 países del bloque

Veinticinco países de la Unión Europea (UE) lanzaron formalmente este lunes una "cooperación" militar inédita para desarrollar equipos y armamento o facilitar operaciones exteriores, con el objetivo de relanzar el proyecto de la Europa de la Defensa.

Salvo Malta, Dinamarca y Reino Unido, el resto de países del bloque participarán en esta "cooperación estructurada permanente" (PESCO, por sus siglas en inglés) en materia de defensa, que cuenta con una lista de 17 proyectos que deberán ponerse en marcha en los próximos meses.

Entre los proyectos, la puesta en marcha de un "núcleo de respuesta a las crisis" que debe acelerar el despliegue de tropas cuando la UE lance una operación militar de urgencia, o el desarrollo de programas informáticos comunes para mejorar la comunicación de tropas sobre el terreno.

Alemania liderará el primer programa y Francia el segundo. El resto de proyectos se completa con un mando europeo que permita gestionar mejor algunos recursos, y equipos médicos en apoyo de las operaciones exteriores de la UE o el desarrollo de un robot submarino para la detección de minas.

Desde el fracaso de la puesta en marcha de una Comunidad Europea de Defensa hace 60 años, los europeos nunca han conseguido avanzar en este campo a causa principalmente de las reticencias de algunos países, como Reino Unido, de ceder parte de su soberanía nacional.

Sin embargo, una sucesión de crisis desde 2014 -anexión de Crimea por Rusia, conflicto en el este de Ucrania o crisis migratoria-, así como el Brexit y la llegada al poder de Donald Trump en Estados Unidos, cambiaron el escenario.

Estas medidas "sientan los fundamentos de una Unión Europea de Defensa", aseguró en un comunicado el titular de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para quien Europa no debe "subcontratar" su seguridad y defensa.

"El Fondo Europeo de Defensa, que la Comisión Europea propuso, completará estos esfuerzos e intervendrá como una incitación adicional a cooperar en materia de defensa con financiación potencial para determinados presentados hoy", aseguró Juncker, en referencia a un proyecto distinto de la PESCO.

Este fondo novedoso para el ejecutivo comunitario, que evitó hasta el momento intervenir en un ámbito sensible y alejado de la esfera económica y social, deberá contar a partir de 2020 con unos 1.500 millones de euros anuales para proyectos de investigación, pero también para compras en común o el desarrollo de prototipos.

Los 28 países de la UE deberían formalmente aprobar la creación de este fondo el martes, según la Comisión, lo que abriría el camino de las negociaciones con la Eurocámara que debe dar también su visto bueno.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7