La UE busca formas de acelerar conversaciones del Brexit

Los líderes de la Unión Europea abordaron el viernes los escasos progresos en las conversaciones del Brexit y buscaron nuevas formas de acelerar las complejas negociaciones, unos 18 meses antes de que Gran Bretaña abandone el bloque.

La primera ministra británica, Theresa May, instó a sus 27 socios de la UE a dar impulso a las conversaciones, a pesar de que se incumplió un objetivo interino de ampliar las conversaciones más allá de los aspectos inmediatos del proceso de divorcio para incluir a las relaciones y lazos comerciales futuros entre la UE y Gran Bretaña.

“El claro y urgente imperativo debe ser que la dinámica que ustedes produzcan nos permita seguir adelante juntos”, dijo May a sus homólogos por la noche, según un comunicado de su oficina.

Pese a la sensación de urgencia por ambas partes y las peticiones de que se aumente el ritmo de las negociaciones, siguen atascadas en cuestiones preliminares.

Los temas en cuestión son la suma que debe pagar Gran Bretaña _que la UE estima entre 60.000 y 100.000 millones de euros (de 70.000 a 120.000 millones de dólares), frente a la posible oferta de Londres de 20.000 millones_, los derechos de los ciudadanos afectados por el Brexit y la situación de la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte.

Para romper el estancamiento, los 27 socios de May tienen previsto acordar el viernes negociaciones entre ellos para que su posición conjunta sobre las relaciones y lazos comerciales futuros esté lista si hay “suficientes progresos” en los temas preliminares para cuando la UE celebre su próxima cumbre formal de mandatarios a mediados de diciembre.

Varios funcionarios dijeron que también se considerarían cambios en el formato de las negociaciones. En este momento, los negociadores del Brexit se reúnen aproximadamente durante cuatro días cada tres semanas, lo que aumenta la atención de los medios y las expectativas de avances. La idea sería eliminar las rondas y celebrar conversaciones de forma continuada.

Reflexionando sobre esas preocupaciones, la presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite, dijo que “todos nosotros, no sólo Gran Bretaña, sino también nosotros, (debemos) llegar a las negociaciones reales y no solo a negociar en los medios con retórica”.

La mandataria dijo que la intervención de May el jueves por la noche parecía estar hecha con fragmentos de discursos anteriores y dijo que era la hora de pasar “de las palabras a los hechos”.

El primer ministro de Malta, Joseph Muscat, fue más optimista. Él elogió la comparecencia de May como su “mejor mensaje hasta ahora”.

“Transmitió una impresión cálida, franca y sincera de que quiere que se hagan progresos, de que ha demostrado su posición”, dijo Muscat el viernes por la mañana, mientras May entraba a su espalda en la sede de la UE sin hablar con la prensa.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7