Los Estados de la UE vetan la lista de países con riesgo de blanqueo de la CE

Los ministros de Justicia de la Unión Europea rechazaron hoy la lista de terceros países con deficiencias en la lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo elaborada por la Comisión Europea, en la que están Panamá y Arabia Saudí entre otros, por considerar que no fue transparente.

Los 28 Estados de la UE han rechazado por unanimidad esta lista, haciendo oficial así una decisión que se conoció la semana pasada y que obligará al Ejecutivo comunitario a realizar una nueva evaluación y presentar otra propuesta.

En el documento rechazado figuran 23 países: Panamá, Afganistán, Samoa Americana, Bahamas, Botsuana, Corea del Norte, Etiopía, Ghana, Guam, Irán, Irak, Libia, Nigeria, Pakistán, Puerto Rico, Samoa, Arabia Saudí, Sri Lanka, Siria, Trinidad y Tobago, Túnez, las Islas Vírgenes y el Yemen.

En una declaración, el Consejo (los países) argumenta que "no puede apoyar la propuesta actual porque no fue establecida en un proceso transparente" que "incentive a los países afectados para emprender acciones decisivas, mientras se respeta también su derecho a ser escuchados".

El Consejo afirma reconocer la importancia de esta lista pero defiende que, para conseguir el "impacto total" y "garantizar su calidad" tiene que introducirse "en un proceso ordenado", y pide al Ejecutivo comunitario que elabore una nueva que sus "preocupaciones".

La Comisión Europea (CE) dijo a través de un portavoz que "lamenta" que el Consejo se haya opuesto "sin ningún debate político a una medida tan crucial" en la lucha contra el blanqueo y la financiación del terrorismo y defendió la transparencia del proceso.

El portavoz defendió que la CE ha hecho una "evaluación rigurosa" y basándose en una metodología sólida que fue consultada con los Estados miembros y fue publicada en junio de 2018, así como que se garantizó "el más alto nivel de transparencia" durante la elaboración de la lista.

La Comisión abordará ahora la cuestión con los Estados y con el Parlamento Europeo, que se pronunciará sobre la lista en el pleno del próximo martes, para actualizar el documento.

Esta lista, que es diferente de la "lista negra" de paraísos fiscales europea, se introdujo con la quinta directiva contra el lavado de dinero y exige a bancos y otras entidades llevar a cabo controles más exhaustivos cuando realicen transacciones con estos países considerados de alto riesgo.

El Ejecutivo comunitario considera que las dudas de las capitales sobre el procedimiento para elaborar la lista son un "pretexto" para rechazarla, según indicaron fuentes comunitarias la semana pasada.

Estados Unidos y Arabia Saudí habrían ejercido presión sobre los gobiernos europeos para que se opusieran, incluidas iniciativas, en el caso saudí, en foros como la cumbre entre la UE y la Liga Árabe de finales de febrero en Sharm el Sheij (Egipto) a través de una carta del rey Salmán bin Abdulaziz.

España había planteado objeciones a la lista en febrero tanto por el proceso, que a su juicio debió ser más riguroso y transparente, como por incluir a Panamá cuando ese país está en proceso de aprobar y aplicar legislación contra el blanqueo de dinero dentro de su compromiso con el Grupo de acción financiera contra el blanqueo de capitales (GAFI), que le ha dado de plazo hasta junio.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes