La UNESCO alerta de los "crímenes de guerra" contra el patrimonio iraquí

La actual oleada de violencia en Irak pone en peligro el patrimonio cultural de este país, cuya destrucción constituye un "crimen de guerra", declaró el martes la directora de la UNESCO, Irina Bokova.

" Insto a todos los actores a evitar cualquier forma de destrucción del patrimonio cultural, en especial, de los lugares religiosos", indicó Bokova en un comunicado, en referencia a la ofensiva lanzada hace una semana por yihadistas sunitas en Irak.

" Su destrucción intencional es un crimen de guerra y un duro golpe contra la identidad y la historia del pueblo iraquí", añadió la directora, para quien "sus autores deben atenerse a sus actos".

La responsable de la UNESCO, con sede en París, " insta a todos los iraquíes a proteger el patrimonio cultural de su país", al destacar su papel como " testimonio único de la humanidad, origen de nuestra civilización y de la coexistencia interétnica e interreligiosa".

Los yihadistas sunitas del Estado Islámico en Irak y el Levante (EIIL), organización muy activa en la vecina Siria, tomaron el control de la segunda ciudad de Irak, Mosul, así como una gran parte del norte y la parte oriental de este país de mayoría chiita.

Irak cuanta con varios lugares santos para los chiitas en Nayaf y Kerbala, al sur de Bagdad, y en Samarra, al norte de la capital.

Esta crisis, que pone en peligro los lugares religiosos, tensó las relaciones entre las tres principales comunidades del país: los árabes chiitas, los árabes sunitas y los kurdos.

El llamamiento de Bokova se produce dos días después del inicio en Doha de la reunión anual del Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO, que podría declarar en peligro nuevos monumentos.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7