Última ronda de las negociaciones nucleares con Irán

Irán y el grupo de seis grandes potencias iniciarán mañana en Viena la que puede ser su última ronda de contactos para intentar cerrar el 20 de julio un acuerdo que asegure que el programa nuclear iraní no tiene objetivos militares.

Durante las próximas dos semanas y media, el llamado grupo 5+1 -compuesto por Estados Unidos, China, Rusia, Francia, el Reino Unido y Alemania- tratarán de fijar con Irán los términos de un acuerdo.

De lo contrario, el esfuerzo negociador deberá ser prolongado varias semanas o meses o, directamente, declararlo fracasado.

El presidente iraní, el moderado Hasan Rohaní, aseguró hoy en Teherán que su país seguirá la vía de las negociaciones hasta lograr un "éxito definitivo".

Expresó su confianza en que la República Islámica no experimentará de nuevo las sanciones comerciales, diplomáticas y políticas que sufrió antes de iniciarse las conversaciones.

" El cuenco de dichas sanciones está roto", afirmó el líder iraní sobre la posibilidad de volver a instaurar por completo el régimen de sanciones en el caso de un fracaso en Viena.

En el centro de las negociaciones están las mismas cuestiones de siempre: la pureza y el alcance del enriquecimiento de uranio, la construcción de un reactor de agua pesada con capacidad de producir plutonio y el programa de misiles de largo alcance de Irán.

La anterior ronda de negociaciones, la quinta desde enero pasado, fue la más compleja e intensa hasta ahora.

Las partes abandonaron Viena con un primer borrador y se han estado coordinando a nivel técnico desde la semana pasada, siempre con la intención de poder avanzar ahora en la capital austríaca hacia ese acuerdo final, que según un pacto interino firmado el año pasado en Ginebra debe llegar para el 20 de julio.

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, advierte hoy en un artículo publicado en el diario "The Washington Post" de que sigue habiendo "diferencias sustanciales" entre las partes.

No obstante, destaca que Irán debe aprovechar la "oportunidad histórica" de salir del aislamiento internacional.

De lo contrario, alerta Kerry, "las sanciones internacionales serán endurecidas y el aislamiento de Irán se profundizará".

La delegación internacional estará liderada y coordinada por Catherine Ashton, la responsable de política exterior de la Unión Europea (UE), mientras que el negociador jefe iraní es el ministro de Exteriores, Mohamed Yavad Zarif.

Por parte de EEUU estará no solo la negociadora nuclear Wandy Sherman, sino también el número dos del Departamento de Estado, William Burns, quien acude por segunda vez a Viena.

Las diferentes delegaciones, en su mayoría a nivel de directores generales, llegarán a la capital austríaca a lo largo del día, para cuando ya se prevén algunas reunión bilaterales, aunque el primer plenario no se espera antes del miércoles, indicaron fuentes diplomáticas.

Occidente teme que Irán quiera hacerse, bajo el paraguas de un programa nuclear civil, con los conocimientos y los materiales necesarios para poder fabricar armas atómicas.

La República Islámica niega estas acusaciones y dice que sólo tiene intenciones pacíficas, como la generación de energía eléctrica y aplicaciones científicas para la lucha contra el cáncer.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7