Unasur pide investigar asesinato de opositor venezolano

La Unión de Naciones Suramericanas solicitó el jueves a las autoridades venezolanas una intensa investigación para evitar la impunidad en el asesinato de un dirigente político opositor y advirtió que la violencia puede afectar el desarrollo de las elecciones legislativas del 6 de diciembre.

El presidente venezolano Nicolás Maduro lamentó el jueves la muerte de Luis Manuel Díaz, secretario general del partido Acción Democrática en la localidad central de Altagracia de Orituco, y dijo que hay elementos que apuntan a que el homicidio del opositor fue por un "ajuste de cuenta de bandas rivales dedicadas a situaciones criminales, irregulares".

La Unasur planteó en un comunicado que está en contra de "todo tipo de violencia que pueda afectar el desarrollo normal del proceso electoral", e hizo un llamado a las autoridades venezolanas a realizar una intensa investigación del hecho para evitar la "impunidad" en este caso.

Maduro denunció en un acto en el estado central de Portuguesa que difundió la televisora estatal, que sectores de la derecha nacional e internacional, que temen una posible derrota en las parlamentarias, que ha reforzado una campaña para responsabilizar al oficialismo de la muerte de Díaz y otros actos violentos.

Asimismo, señaló, sin mostrar pruebas, que tiene información de que algunos líderes opositores están pagando "entre 30.000 y 50.000 dólares" para comprar personas para desatar "actos de sabotaje al sistema eléctrico, actos criminales o actos violentos en eventos políticos".

"Fraude o violencia, (ese es) el guion", dijo el gobernante. Aseguró que la intención de la oposición es seguir el supuesto guion, trazado desde Washington, para crear un clima de desestabilización en el país.

Díaz, quien ingresó hace cinco años a Acción Democrática tras militar por varios años en el partido oficialista, murió la noche del miércoles en medio de una balacera que se registró al final de un acto político en la localidad de Altagracia de Orituco del estado Guárico. El hecho se sumó a otros actos de violencia que han aumentado las tensiones a 10 días de los comicios.

El analista político Luis Salamanca dijo a la AP que el asesinato del dirigente opositor representa un elemento nuevo en este proceso que "tensa mucho" el ambiente político en el país y alertó sobre el riesgo de que la violencia política pueda generar un "clima de desestabilización" que pueda afectar la realización de las legislativas.

Maduro también criticó al secretario general de la OEA, Luis Almagro, al que llamó "señor basura", y le exigió que rectifique sobre los comentarios que realizó sobre el asesinato de Díaz.

Almagro planteó en un comunicado que el homicidio de Díaz "no es un episodio aislado, sino que se da conjuntamente con otros ataques realizados contra otros dirigentes políticos de la oposición en una estrategia que procura amedrentar a la oposición".

El portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, pidió al gobierno venezolano proteger a todos los candidatos políticos.

El alcalde de Caracas y jefe del comando de campaña oficialista, Jorge Rodríguez, denunció a las puertas del Consejo Nacional Electoral, en el centro de la ciudad, que Díaz era conocido por un "prontuario delictual" y fue miembro de una banda criminal conocida como "los Plateados".

"Era el último integrante de una banda criminal dedicada a la extorsión... dedicada al abigeato y dedicada al secuestro en el estado Guárico", dijo Rodríguez. Afirmó que era investigado desde el 2010 por un caso de homicidio.

El alcalde anunció que por el asesinato del dirigente opositor están siendo buscados dos hombres que formarían parte de una banda delictiva que tendría conflictos con Díaz.

Rodríguez indicó que en las próximas horas acudirá a la Fiscalía General para denunciar por difamación al secretario general de AD y candidato a diputado, Henry Ramos Allup, quien responsabilizó al oficialismo de la muerte de su colega de partido.

Lilian Tintori, esposa del dirigente encarcelado Leopoldo López, dijo que se buscaba atentar contra ella debido a que se encontraba cerca de Díaz cuando se dio la balacera. "Me quieren matar", afirmó.

Tintori dijo en conferencia de prensa que el "doble atentado" que enfrentó la víspera "fue planificado" y representa el "estado terrorista de Nicolás Maduro".

"Nicolás Maduro es el único responsable de las muertes, de la violencia, de las agresiones que nosotros hemos vivido en las calles de Venezuela", expresó la activista al pedirle al mandatario que llame a la paz y se frene los actos violentos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7