Unesco busca fondos para reconstrucción de Tombuctú

La Unesco hizo este viernes un llamamiento a la comunidad internacional para que apoye y facilite más fondos a las tareas de reconstrucción del patrimonio histórico de la ciudad maliense de Tombuctú, parcialmente destruida por los grupos extremistas islámicos que la ocuparon en 2012.

" Queda mucho por hacer. (...) No hemos recibido financiación suficiente por ahora", señaló en una conferencia de prensa la directora de la oficina de la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) en Nueva York, Vibeke Jensen.

" Estamos buscando 11 millones de dólares para poder realmente hacer efectivas nuestras actividades y asegurar que estamos haciendo todo lo posible", explicó por su parte el representante de la organización en Mali, Lazare Eloudou Assomo.

La reconstrucción de los mausoleos de Tombuctú, que forman parte de la lista de Patrimonio Mundial, comenzó el pasado mes de marzo, pero según el responsable de la Unesco serán una tarea "larga y compleja" y por ello no se puede establecer un plazo exacto para completar los trabajos.

De los 16 monumentos recogidos en la lista de la Unesco, 14 fueron destruidos durante la ocupación de la ciudad por milicias extremistas en 2012.

La Unesco destaca la importancia de la reconstrucción no sólo por la recuperación del patrimonio histórico, sino por las posibilidades que ofrece a la ciudad en términos de turismo, empleo y reconciliación.

" Proteger el patrimonio ayudará a sostener la recuperación" de Tombuctú, defendió Jensen, que celebró que la misión de la ONU en Mali (MINUSMA) vaya a continuar teniendo en su mandato el respaldo a estos esfuerzos.

Además de los famosos mausoleos de la ciudad, la Unesco trabaja también en la restauración de miles de manuscritos históricos que durante siglos se han mantenido en Tombuctú.

Muchos de ellos -unos 300.000- fueron evacuados de la ciudad para evitar su destrucción y se encuentran actualmente en Bamako, pero el clima de la capital maliense plantea problemas para su conservación.

" Es importante crear las condiciones para un regreso seguro a su verdadero emplazamiento", explicó Eloudou Assomo.

La histórica ciudad maliense fue tomada en la primavera de 2012 por los grupos rebeldes que se levantaron contra el Gobierno de Bamako y fue recuperada por tropas malienses y francesas un año después.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada