Uribe retira condición para liberación de retenidos FARC

BOGOTA ( AP). El proceso de liberación de un grupo de policías y militares retenidos en poder de las FARC pareció despejarse el sábado, cuando el gobierno del presidente Alvaro Uribe retiró su exigencia de que la entrega fuera de todos los secuestrados en un acto " simultáneo".

El anuncio fue hecho en la casa de gobierno por el Alto Comisionado para la Paz, Frank Pearl, al leer un breve comunicado.

Parientes de los retenidos pidieron, en una reunión realizada este sábado con Uribe, " facilitar las liberaciones ofrecidas por las FARC, sin condicionar a una liberación simultánea de todos los secuestrados", dijo Pearl.

" El gobierno nacional ha aceptado la petición de los familiares", agregó Pearl en el comunicado oficial, divulgado por la presidencia en un correo electrónico.

La reunión de familiares con el mandatario se realizó en el aeropuerto militar de Bogotá, desde donde Uribe partió poco después en un vuelo hacia una ciudad del oeste colombiano para su tradicional reunión sabatina con autoridades regionales.

Las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron en un comunicado conocido el 16 de abril que liberarían al cabo del ejército Pablo Emilio Moncayo, de 31 años, por la " reiterada solicitud" de parientes del militar, de la senadora Piedad Córdoba y de los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y de Venezuela, Hugo Chávez. Moncayo fue capturado por los rebeldes en diciembre de 1997 al sur colombiano.

A fines de junio, las FARC dijeron en otro pronunciamiento que liberarían al soldado Josué Daniel Calvo Núñez, capturado el 20 de abril en zona rural del departamento de Meta, al sur del país

" El milagro fue muy grande... por fin (Uribe) accedió a las súplicas", dijo Gustavo Moncayo, padre del uniformado retenido. " La mayoría de las madres le hablaron (al presidente) con el corazón, que no era justo tanto sufrimiento, que estaban cansadas de tanta lagrima, queremos a nuestros hijos", agregó Moncayo en diálogo telefónico. Su esposa María Estela asistió al encuentro con el jefe de estado.

Moncayo dijo que prefirió quedarse fuera, a las puertas de la terminal militar durante la reunión, " para que fuera el corazón de las madres las que le hablaran (a Uribe)... ahora tengo lagrimas, pero de alegría. Estoy muy emocionado".

A la vez el gobierno ratificó en su pronunciamiento que en el acto de liberación podrán participar delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), de la Iglesia Católica y la senadora Córdoba, del opositor Partido Liberal y quien por meses ha trabajado en procura de las liberaciones.

Ya la senadora Córdoba había recibido en julio las autorización del gobierno de Uribe para participar en gestiones en busca de liberar a secuestrados en manos de las FARC.

Pero en aquel permiso, el gobierno condicionó la gestión de la congresista a la liberación " simultánea" de los 24 militares y policías que permanecen retenidos, algunos con más de una década de cautiverio.

Al retirar esa condicionante de una entrega simultánea, pareció despejarse el camino para la liberación de al menos dos soldados del ejército a quienes las FARC dijeron en comunicados conocidos en abril y junio que entregarían unilateralmente a la parlamentaria.

Ya Córdoba había dicho en semanas pasadas que los retrasos en esas entregas se debía, entre otras razones, a la demanda del gobierno de un acto simultáneo, así como que no se ofrecían garantías oficiales de suspender operativos militares en la zona donde eventualmente se produjera la liberación.

El gobierno no explicó las razones de su cambio de posición y el retiro de su exigencia, descrito en el pasado por algunos familiares como un acto " intransigente" del mandatario.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes