Uribe no descarta tercer mandato

BOGOTA (AP). El presidente Alvaro Uribe aseguró que no frustrará las aspiraciones de algunos de sus compañeros para sucederle en la primera magistratura de Colombia, aunque no descartó de tajo que buscaría un tercer mandato.

"Insisto ante mis compatriotas en la necesidad de no dejarnos llevar solamente por el debate alrededor de las personas", dijo el mandatario hoy miércoles en una entrevista a la AP al ser consultado sobre si buscaría o no un tercer mandato en los comicios de mayo del 2010.

"Hay unos compañeros que están haciendo y van a hacer un gran esfuerzo para obtener el favor del pueblo, llegar a la presidencia... no seré yo la persona que les frustre esos esfuerzos", aseguró.

El mandatario, quien ya ganó un segundo mandato en las elecciones del 2006, ha mantenido el misterio sobre si buscará otro gobierno, para lo cual precisa una reforma constitucional porque la actual Carta Magna sólo permite una reelección.

Dijo que lo que le interesa es reelegir políticas como la llamada "seguridad democrática", que implantó al asumir la presidencia en agosto del 2002, y que es básicamente el combate frontal a grupos armados irregulares.

A lo largo de 40 minutos Uribe, conocido por su irascibilidad, desplegó buen humor y se excusó de responder algunas preguntas, alegando que eran temas que requerían mucha "prudencia" como en el caso de las relaciones con Venezuela y Ecuador.

Sin embargo, opinó que ve "positivamente" la situación de México porque ya había "explotado el tumor" del narcotráfico y que la violencia actual era producto del combate de las autoridades a ese "tumor".

El mandatario echó mano de respuestas tangenciales esquivando temas espinosos como el supuesto espionaje desde la policía secreta a magistrados, reporteros, políticos opositores e incluso del propio gobierno, o de asuntos como una eventual instalación en Colombia de una base militar estadounidense.

El presidente también dijo que sabe que hay "amenazas" de grupos opositores que tienen un "corazoncito" de simpatías por las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y que buscarían llevarlo en el futuro ante la justicia penal internacional por presuntas violaciones a los derechos humanos.

"Amenazan mucho", respondió. "Amenazan mucho porque hay unas personas aquí y en el exterior que tienen un corazoncito con las FARC, pero no lo confiesan porque les da miedo que queden desacreditadas al confesar su corazoncito de FARC".

Entonces, esas personas, a las que no identificó, "para defender a las FARC no se atreven a defenderla expresamente sino que maltratan al gobierno y al presidente... (defienden a las FARC) diciendo que el gobierno es paramilitar, que el presidente es violador de derechos humanos, que al presidente hay que llevarlo a la Corte Penal Internacional".

Empotrado en una butaca en el llamado "Salón Amarillo" de Casa de Nariño o la sede de gobierno, en el centro de la ciudad, Uribe, de 56 años, fue consultado sobre si temía ser enjuiciado por la Corte Penal Internacional una vez que culmine su gobierno, previsto hasta agosto del 2010.

Y como desestimando el tema, dijo que no tenía nada más que agregar al asunto cuando fue consultado si se imaginaba corriendo la misma suerte que el ex presidente de Perú, Alberto Fujimori, sometido actualmente a la justicia en su país por homicidio y secuestro en dos matanzas durante su gobierno y en las que murieron 25 personas.

Un sondeo de la encuestadora privada Gallup, conocido la semana pasada, indicó que el presidente tiene una popularidad de 69%, por primera vez en seis años de gobierno por debajo de su nivel promedio de 70%.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes