Uribe se niega de nuevo a declarar en la Fiscalía

El expresidente Álvaro Uribe se negó por segunda vez en la semana a ampliar ante la Fiscalía las denuncias sobre el supuesto aporte de dos millones de dólares que un estratega político venezolano habría hecho en 2010 a la campaña del actual presidente Juan Manuel Santos.

"He acudido a la Fiscalía y, por falta de garantías, no juré y guardé silencio sobre la información de la cual soy receptor", dijo Uribe a los periodistas al término de la diligencia judicial.

La presencia del exjefe de Estado (2002-2010) en el ente investigador duró escasos 15 minutos, explicó la oficina de prensa del ente investigador.

Para Uribe, la información que tiene sobre sus denuncias es "seria, verificable y muy grave para los intereses del país" y, según dijo, "la transmitiré a la Procuraduría en fecha próxima que pediré respetuosamente sea anticipada".

La Procuraduría cito a Uribe a declarar el 4 de junio.

La Procuraduría es la entidad encargada de examinar y sancionar las faltas disciplinarias de los funcionarios públicos mientras que la Fiscalía es el organismo que investiga la ocurrencia de delitos que sean cometidos por los ciudadanos colombianos, incluyendo los servidores del estado.

El exgobernante ha dicho reiteradamente que no cuenta con garantías de parte del Fiscal General ni del vicefiscal para ser escuchado como testigo porque, en su criterio, lo quieren vincular en calidad de sindicado o investigado.

Uribe calificó una vez más de ilegal la orden de Santos al Fiscal General "para que me someta a este acoso", y concluyó diciendo que "si esto le ocurre a alguien que como yo puede hablar en los medios y defenderse, ¿qué será del colombiano anónimo?".

El ex mandatario dijo la semana pasada que el venezolano Juan José Rendón entregó hace cuatro años dos millones de dólares a la campaña del entonces candidato Santos.

Rendón negó el lunes que hubiera hecho aportes a la campaña de Santos, lo que calificó de "descabellado".

El asesor venezolano tuvo que renunciar la semana pasada a la actual campaña de Santos, que busca su reelección, luego de que se hizo público que un narcotraficante declaró en Estados Unidos que en 2011 le entregó 12 millones de dólares por su gestión para la entrega de un grupo de narcoparamilitares a las autoridades colombianas.

Los roces de Uribe con la Fiscalía y con Santos se dan a 10 días de las elecciones presidenciales del 25 de mayo.

Las últimas encuestas dan cuenta de que habría una segunda vuelta electoral el 15 de junio entre Santos y el exministro de Hacienda Oscar Iván Zuluaga, candidato de Uribe y del movimiento Centro Democrático.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes