Uribe rechaza diálogo con Santos sobre proceso de paz en Colombia

El expresidente de Colombia Álvaro Uribe, férreo opositor de las negociaciones con las FARC, rechazó este miércoles el reciente llamado a diálogo del jefe de Estado, Juan Manuel Santos, para reconciliarse y "aprovechar" la oportunidad de poner fin al conflicto armado con esta guerrilla.

"Parecería inútil invitar a un diálogo para notificar lo resuelto. Cuando el crimen es campeón el perdón y la reconciliación corren el riesgo de no ser sinceros y la paz sin justicia corre el riesgo de no ser paz", indicó Uribe en un comunicado fechado en Roma y divulgado en Bogotá.

El exmandatario, quien durante su gobierno (2002-2010) combatió duramente a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) y aboga por su derrota militar, afirmó que es "dañino para la democracia" que funcionarios "aparenten diálogo para claudicar ante el terrorismo" y busquen "imponer" la "adhesión" de ciudadanos críticos "a lo claudicado y ya consumado".

El ahora senador se refiere a lo acordado entre el gobierno y las FARC, la mayor guerrilla del país, que negocian desde 2012 en Cuba el fin de un conflicto armado de más de medio siglo.

El pasado 23 de junio las partes sellaron las condiciones del alto al fuego definitivo, el desarme de los rebeldes y el mecanismo para refrendar el pacto de paz, que se espera firmen próximamente.

Santos informó el martes del envío de una carta a su antecesor, de quien fue ministro de Defensa (2006-2009) en la época de la mayor ofensiva militar contra las FARC, en la que le pide ayuda para "aprovechar" la "oportunidad única de paz" que tiene el país.

El presidente, quien en ocasiones ha calificado de "enemigos de la paz" a opositores de los diálogos, sostuvo que la negociación que lidera su gobierno ha sido "seria, juiciosa y ponderada".

También recordó a Uribe que lo que hizo fue retomar "las conversaciones discretas para avanzar en una solución negociada" que el mismo expresidente había comenzado durante su administración.

Pero Uribe respondió el miércoles que "ha sido dañino para la democracia que personas con responsabilidades públicas creen confusión entre la indulgencia al narco terrorismo en nombre de la paz y la represión al reclamo justo en nombre de la autoridad".

Uribe lanzó hace varias semanas una campaña de "resistencia civil" a lo pactado en La Habana, que incluye recolección de firmas y manifestaciones públicas.

Además, ha criticado en cada ocasión posible los acuerdos parciales que han ido alcanzando el gobierno y la guerrilla, por asegurar que traerán "impunidad".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7