Uribe: reelección pero quizá en 2014

BOGOTA (AP). El presidente Alvaro Uribe caldeó el ambiente político electoral al pedir al Congreso que descarte debatir un referéndum sobre la posibilidad de una reelección inmediata, pero a la vez dejar la puerta abierta para un tercer mandato en 2014.

En un lenguaje que generó más dudas que aclaratorias sobre sus intenciones electorales, Uribe dijo el miércoles por la noche que si bien el referéndum debía postergarse, a la vez pensaba en la posibilidad que la Constitución se cambiara para permitir segundas reelecciones, pero no inmediatas, sino transcurridos mandatos de otros jefes de estado.

Sus declaraciones desataron un debate entre sus partidarios y opositores, éstos últimos asegurando que si el presidente realmente hubiera querido detener la consulta, hubiera solicitado a sus partidarios no presentarla a las cámaras.

Simpatizantes de Uribe presentaron el miércoles por la tarde al Congreso un proyecto de ley, con el respaldo de más de cuatro millones de firmas recogidas en todo el país, para que los legisladores convoquen una consulta en la que los colombianos se pronuncien si quieren o no una modificación constitucional que permita una segunda reelección, lo que actualmente esta prohibido.

La carta magna fue reformada en 2005 para permitir una única reelección y fue con ese cambio con el que Uribe ganó un segundo mandato en los comicios del 2006.

Pero pocas horas después de la presentación del proyecto de ley, Uribe dijo en un foro académico en Bogotá que ese referéndum no era una prioridad y que lo importante era debatir y aprobar dos proyectos presentados en agosto por el gobierno: una sobre cambios en el sistema judicial y otro sobre reformas al sistema de sustitución de congresistas y financiamiento de campañas electorales, entre otros temas, en lo que ha sido llamado aquí una reforma política.

"Yo quiero pedirle al Congreso de la república que, por favor, se ocupe de las reformas a la justicia, a la política y a los otros temas, y no del referéndum", dijo Uribe en declaraciones divulgadas por la casa de gobierno en su sitio de internet.

"A mi me parecería muy grave que por entrar ahora en el Congreso en la discusión de ese referéndum, no avanzara lo que es la urgencia real, que es la aprobación de la agenda legislativa", agregó.

Y entonces, añadió, "pido a los congresistas que la prioridad, entonces, sea estas reformas y que no se ocupen del referéndum".

Si el obstáculo para votar los dos proyectos, el judicial y el político, es que el Congreso debe debatir primero el referéndum, porque según normas aquí tiene carácter de urgencia debido al respaldo de las millones de firmas que le fueron adjuntadas, "ese obstáculo queda removido...por voluntad del presidente de la república", acotó.

"Entonces, me dicen algunos: 'presidente, ¿cómo le vas a dar la espalda a cinco (sic) millones de colombianos que firmaron?'. Miren, yo les voy a pedir a todos esos compatriotas comprensión", dijo Uribe, sin aclarar si descartaba definitivamente la reelección inmediata por un tercer mandato.

Además Uribe mencionó que el Congreso podía "fácilmente" reformar la Constitución para "dejar un factor de contingencia, que un presidente pueda ser reelegido inmediatamente por una sola vez, y después, período de por medio, pueda volver a aspirar" al cargo.

Los próximos comicios son en 2010 y los mandatos de los jefes de estado colombianos son de cuatro años, lo que significaría que un eventual tercer gobierno de Uribe, en caso de darse la reforma que sugirió y pasara otra gestión, sería en 2014.

Entre congresistas de oposición las palabras del presidente fueron recibidas con escepticismo.

El senador Héctor Elí Rojas, de la bancada del opositor Partido Liberal, que se opone a la reelección, dijo que en esta oportunidad los opositores debían creerle al presidente porque estaban del mismo lado: su rechazo a una reforma para un tercer mandato.

"La palabra que vale es la de Uribe, si él dice que no quiere, que bien", dijo Rojas en diálogo telefónico. "¡Que bueno respirar en el 2010!" con otro gobierno, agregó.

Por su parte el senador y ex ministro de Justicia, Parmenio Cuéllar, del izquierdista partido Polo Democrático, aseguró que el mandatario simplemente estaba midiendo sus fuerzas en el Congreso y su alta popularidad, en un cálculo político-electoral a futuro.

El referéndum "lo pensó él...ahora quiere aparecer como que no tuvo nada que ver con eso", dijo Cuéllar en entrevista telefónica. La verdad es que Uribe "sólo quiere dejar un testaferro (en la presidencia por cuatro años), descansar y ahí volver más tarde".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes