Uribe se retracta de llamar a periodista "violador de niños" tras sentencia

El expresidente colombiano Álvaro Uribe se retractó hoy de haber acusado de "violador de niños" al periodista Daniel Samper Ospina, tras ser obligado por una sentencia del Tribunal Superior de Bogotá.

"A pesar de mi desacuerdo y por el respeto que debo a la administración de justicia acato el fallo del Tribunal de Bogotá. En consecuencia, como me exige la justicia, corrijo que (Samper Ospina) no es violador de niños", dijo Uribe en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter.

En este sentido, afirmó que nunca quiso "acusarlo de violación física o sexual de niños".

"En cuanto a la pornografía infantil, mi juicio de valor es rechazado por el Tribunal en providencia que prevalece sobre mi opinión, providencia que acato, por ende, tengo que aceptar que jurídicamente, según criterio de autoridad, no se ha configurado pornografía infantil", agregó.

El pasado 14 de julio el exmandatario publicó en la misma red social: "Federico Escobar protesta por ofensa del violador de niños, Samper Ospina, a Antioquia, ofensa publicada en Semana", haciendo eco de la crítica de un lector a una columna de la mencionada revista.

En la columna que generó la indignación de Uribe y de algunos lectores, Samper Ospina se refiere a una disputa territorial entre los departamentos colombianos de Antioquia y Chocó por el empobrecido poblado de Belén de Bajirá.

Posteriormente, Uribe publicó una carta en la que indicó que el periodista "maltrató a una niña de tres meses de nacida, hizo asociación pública de su nombre con drogas ilícitas, y atentó contra la honra de su madre y de su familia".

Asimismo, señaló que Samper Ospina "hizo publicaciones pornográficas con menores, en unos casos para atacar a un sacerdote, y en otros con fotografías en desnudo de mujeres menores de 18 años".

En respuesta, Samper Ospina instauró una acción de tutela (recurso de amparo) en el Tribunal Superior de Bogotá, en la cual pidió que se protegieran su buen nombre y honra.

La acusación de Uribe a Samper desató una oleada de críticas en el país y llevó incluso a la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) a rechazar el señalamiento.

En su comunicado de hoy, Uribe también dijo que "ningún derecho está por encima de la obligación de respetar a los niños".

"Tan grave es el maltrato físico, la violación sexual, el abuso sicológico o la humillación", subrayó.

Por ello, considera que "la referencia en sátira a una niña recién nacida, al asociar su nombre a una droga ilícita, no es asunto de poca monta".

"La publicación impune de fotos de menores desnudos estimula el relajamiento en el respeto a sus derechos, ya con el antecedente grave de haber dejado sin adecuada sanción el secuestro de centenares de niños por las FARC", añadió.

Además, hizo hincapié en que "las menciones denigrantes, en epítetos, por parte del director de la revista, a quienes trabajaron como modelos, es una ofensa agravada al respeto que la sociedad le debe a la mujer".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada