Uruguay: causas judiciales contra tupamaros

MONTEVIDEO (AP). Un juez comenzará a estudiar el miércoles una denuncia de un grupo de derechos humanos que involucra a los principales dirigentes tupamaros en la presunta desaparición de un militante en la década de los 70.

Esa causa está a cargo del juez penal Luis Charles, quien ya sometió a proceso a varios militares retirados por violaciones a los derechos humanos y desaparición de personas.

Una segunda causa que afecta a tupamaros la asumió el juez penal Daniel Tapié.

En ambas figuran los principales dirigentes del "Movimiento de Liberación Nacional (MLN)-Tupamaros", y dos actuales senadores, Eleuterio Fernández Huidobro y José Mujica.

La causa a cargo de Charles comenzará cuando dirigentes del Centro de Estudios de Derechos Humanos del Uruguay (CEDDHU) informen los domicilios de quienes imputan como autores de la desaparición --entre 1970-72-- del tupamaro Roque Arteche, quien se sumó al MLN estando presos. Según trascendidos de prensa muy conocidos en Uruguay, Arteche habría sustraído dinero de la organización por lo fue hecho desaparecer.

Hugo Ferrari, presidente del CEDDHU, dijo a la AP que "estamos citados para informar sobre los domicilios de los miembros de las cúpulas tupamaras. En aquellos años habían dos, una en la clandestinidad y otra que operaba desde la propia cárcel donde varios estaban presos".

Otra denuncia que implica a tupamaros fue presentada por el diputado del Partido Colorado, Daniel García Pintos y el ex comandante del ejército, general retirado, Raúl Mermot y la dilucirá el juez Tapié, quien citó para el jueves a los senadores Fernández y Mujica acompañados por sus abogados.

García Pintos dijo que "de hecho, ya prosperó la denuncia al ser aceptada por la fiscal Olga Carballo" pero admitió que los citados, debido a su fuero parlamentario, pueden negarse a ir o responder por exhorto.

En esta causa se intentará corroborar lo que denunció Jorge Zabalza, un ex tupamaro, en un libro donde afirma que el 24 de agosto de 1994, en una asonada de manifestantes para impedir la extradición de tres vascos imputados de ser terroristas de la ETA, los tupamaros tenían un vehículo cargado de explosivos para enfrentar a las fuerzas policiales. En los violentos incidentes murió un manifestante y 100 quedaron heridos, incluidos 50 policías.

El episodio tuvo otras connotaciones como el cierre de una radio tupamara y la expulsión de una mujer vasca, Rosario Delgado, quien nunca pudo ser encontrada, aunque se informó desde Francia que había sido condenada por homicidio.

Los tupamaros iniciaron sus acciones contra gobiernos democráticos a fines de los 60 y fueron dispersados en 1972 por las fuerzas armadas. Al año siguiente, los militares dieron un golpe de estado, alegando la permanencia de la subversión.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes