Uruguay: en 14 meses oficialismo y gobierno en deterioro

MONTEVIDEO (AP). A 14 meses de haber asumido la presidencia con un 75% de popularidad, el mandatario José Mujica no sólo cayó al 41% en encuestas, sino que su partido Frente Amplio y hasta el propio gobierno, muestran un serio deterioro.

El proceso previo al intento oficial de eliminar una ley de caducidad de la pretención punitiva del estado, un mecanismo ideado en 1986 para amparar militares de la dictadura (1973-1985) acusados de violar los derechos humanos en la represión antisubversiva, resultó tan confuso y contradictorio que formó un laberinto.

Cuando el canciller Luis Almagro presentó el proyecto de eliminación de esa ley, fue discutido por expertos, por comisiones legislativas y finalmente, el 12 de abril fue aprobado por la mayoría del oficialismo en el Senado.

De ahí pasó a la Cámara de Diputados de 99 miembros, donde la mayoría oficialista de 50 legisladores era suficiente para aprobar la iniciativa, pero el viernes el Frente Amplio fracasó en su intento luego de que el diputado Víctor Semproni del partido de gobierno rechazó el proyecto por "razones de conciencia", lo que dejó fracturado al oficialismo y debilitado al presidente Mujica, que apoyó la iniciativa.

El abogado de derechos humanos, senador Oscar López Goldaracena había advertido que si los diputados no aprobaban la iniciativa, renunciaba a su banca y al Frente Amplio. El viernes el abogado dijo a la AP que estudiará qué hará y que lo informará el lunes.

Ya previamente, tras la aprobación del Senado, el Frente Amplio sufrió la renuncia del senador tupamaro Eleuterio Fernández Huidobro, y también virtualmente perdió al senador Jorge Saravia quien discrepó duramente con los términos de la interpretación para eliminar la ley.

Constitucionalistas advirtieron en todos los tonos que no era posible eliminar esa ley por cuanto tenía el respaldo de la ciudadanía, en dos oportunidades, en 1989 cuando triunfó el voto por respaldarla con más del 55% de los sufragios, y en 2009 cuando sometida a plebiscito llegó al 48%. Entonces el propio Mujica dijo que no le iba a enmendar la plana al voto ciudadano.

En 2009 también fracasó el intento del Frente Amplio de establecer el voto para miles de uruguayos que viven en el exterior.

Mujica el 4 de mayo se reunió con los diputados y les pidió que no votaran la ley de amnistía por sus consecuencias políticas. Pero el plenario frentista desatendió eso y decidió seguir adelante. Semproni aceptó de inmediato la propuesta de Mujica por "lealtad al presidente". Pero después, el gobernante le solicitó a Semproni que la votara para no fracturar la interna.

Semproni, otro ex tupamaro al igual Mujica y Fernández Huidobro, mantuvo su negativa y así lo hizo el viernes 20 por "razones de conciencia". Y, naufragó la iniciativa.

Esos vaivenes del propio Mujica, pueden explicar que en la última encuesta su popularidad descendió a un 41%, de acuerdo a la firma Interconsult difundida el lunes pasado en una baja que es atribuida principalmente al manejo político de la anulación de la ley de amnistía para militares y a la inseguridad.

Mujica asumió el gobierno en marzo de 2010 con una popularidad del 75%, que descendió a 64% en marzo pasado, y que en el último sondeo llegó al 41%, que representa un descenso de 34 puntos porcentuales, en poco más de un año, "que es mucho", según Juan C. Doyenart director de la encuestadora.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes