Uruguay reitera que pasará presidencia de Mercosur a Venezuela, en medio de polémica con Paraguay

Uruguay "no va a dar un solo paso para quedarse en la presidencia del Mercosur", afirmó el canciller Rodolfo Nin Novoa este lunes, en medio de una polémica con Paraguay por la transferencia del lugar a Venezuela.

Nin Novoa dijo que en Venezuela hay "una democracia autoritaria", pero opinó que no hay "ruptura" del orden institucional, y reiteró que su país, que ocupa la presidencia rotativa del bloque, la transferirá al gobierno de Nicolás Maduro este mes, como está establecido.

El pasaje de esta presidencia del bloque conformado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, es objeto de duros cuestionamientos de parte de Paraguay desde que fue confirmado la semana pasada en un encuentro de los cancilleres de Uruguay y Argentina, Nin Novoa y Susana Malcorra, respectivamente.

"No fuimos informados todavía de esa decisión pero lamentamos que Uruguay y Argentina hayan anunciado públicamente, sin antes informar y consultar a nuestro país, de traspasar la presidencia pro témpore del Mercosur a Venezuela", dijo Eladio Loizaga, canciller paraguayo, la semana pasada.

"Hablé con el canciller José Serra del Brasil, y él también está sorprendido con esta decisión", subrayó el ministro de Relaciones Exteriores paraguayo a periodistas.

Sostuvo que Paraguay no acepta traspasar la Presidencia pro témpore a un Estado donde el gobierno "está buscando el cierre de un Poder del Estado a través del Supremo Tribunal de Justicia, el cierre de la Asamblea Nacional, que es la voz del pueblo".

Al respecto, consultado en el programa En Perspectiva de Radio Oriental, Nin Novoa respondió a su par paraguayo: "No lo cerró todavía. El día que lo cierre (al parlamento) yo me junto con Loizaga y ahí sí tomamos alguna medida. No podemos guiarnos por cosas que presuntamente van a suceder. Hay que guiarse por los hechos efectivos que suceden".

"Lo que corresponde es que lo jurídico se imponga sobre lo político. Lo político sería no darle la presidencia a Venezuela", dijo una y otra vez el canciller uruguayo, en alusión a una polémica frase de 2012 del entonces presidente José Mujica (2010-2015).

Tras una cumbre en Argentina con Paraguay suspendido del Mercosur luego de la destitución de Fernando Lugo por el Congreso paraguayo, Buenos Aires, Montevideo y Brasilia decidieron la incorporación de Venezuela como miembro pleno del Mercosur a pesar de que aún no había sido aprobada por el Parlamento paraguayo.

Mujica dijo entonces que "lo político" estaba por encima de "lo jurídico" al justificar aquella polémica decisión.

Nin Novoa ha señalado desde su primer discurso como canciller que el gobierno uruguayo que asumió en 2015 con Tabaré Vázquez a la cabeza, se apegaría a lo jurídico en sus relaciones internacionales, marcando distancia de aquella afirmación de Mujica.

La discrepancia con Paraguay ha levantado polvareda en un bloque que incluso suspendió su cumbre de presidentes prevista para julio en Montevideo.

El canciller uruguayo sostuvo, no obstante, que Venezuela "es una democracia autoritaria" y que "hay una alteración sin ningún lugar a dudas". "Pero no hay una ruptura institucional. El día que haya una ruptura institucional veremos", opinó.

También confirmó que tiene prevista una reunión el martes con su par brasileño, José Serra, de quien dijo: es "alguien que no sé cuánto tiempo va a estar en el gobierno".

"Hablaremos del Mercosur, de acuerdos internacionales, de Venezuela" y "trataré de convencerlo de que los protocolos y acuerdos se han hecho para cumplirse", dijo en relación al Mercosur.

Serra es el canciller del gobierno interino de Michel Temer en Brasil. Temer asumió este año luego de que fuera separada del cargo la presidenta Dilma Rousseff el 12 de mayo, en el marco de un juicio de destitución en el Senado, acusada de adulteración de las cuentas públicas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes