Uruguay: prisión preventiva para esposa de David Murcia

MONTEVIDEO (AP). La justicia uruguaya dispuso hoy miércoles el arresto preventivo de Joanna Ivette León Bermúdez, capturada por Interpol a pedido de las autoridades de su país en donde está acusada de estafa y lavado de activos relacionados con el narcotráfico, según se informó oficialmente.

Por decisión judicial, "la ciudadana colombiana permanecerá en arresto administrativo mientras se espera que Colombia formalice el pedido de extradición", informó a la AP el inspector Julio del Río, de Interpol.

León Bermúdez "será trasladada a la cárcel de mujeres de Montevideo una vez que terminen algunos aspectos administrativos que hay que completar", aseguró el oficial.

La mujer, de 25 años, es esposa de David Murcia Guzmán, un controversial empresario colombiano que está acusado de montar una millonaria estafa con una empresa financiera de su propiedad, de la cual se sospecha que además podría haber sido un instrumento para "lavar" dinero proveniente del narcotráfico.

León Bermúdez fue arrestada el martes en una casa del residencial barrio de Carrasco de la capital uruguaya que había alquilado hace un tiempo. Según informes de Interpol, la mujer había ingresado legalmente al país meses atrás, cuando todavía no había ninguna requisitoria en su contra.

Junto a ella fueron arrestadas otras tres personas de nacionalidad colombiana, de quienes no se proporcionaron más datos de manera oficial. Después de la audiencia el juez penal Jorge Díaz ordenó que todos, a excepción de León Bermúdez, quedaran en libertad porque no existen pedidos de captura en su contra.

Murcia Guzmán había sido capturado en noviembre en Panamá y deportado inmediatamente a Colombia, donde permanece arrestado y enfrenta un juicio por presuntos crímenes de enriquecimiento ilícito, captación ilegal de dinero y lavado de activos.

Se presume que Murcia Guzmán y su esposa perpetraron una estafa a través de su empresa financiera DMG, que se dedicaba a captar fondos de particulares mediante tarjetas de prepago y que ofrecía astronómicos reintegros con intereses de más del 150% en plazos cortos en una modalidad conocida en Colombia como "pirámides financieras".

Las autoridades colombianas intervinieron la compañía a fines del año pasado y se incautaron de sus bienes valorados en unos 60 millones de dólares, mientras continúan investigando otras posibles ramificaciones del caso que, en total, se calcula que podría haber afectado a unas 200,000 personas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes