Uruguay se vuelca a recuperar escuela incendiada por dos exalumnos

Uruguay se comprometió hoy, tras una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros, a reconstruir la escuela que el pasado fin de semana fue incendiada y desvalijada por dos exalumnos, en un suceso que ha conmocionado a la opinión pública del país.

Como primera medida para solucionar este caso, que dejó sin escuela a 1.000 alumnos del barrio de Flor de Maroñas de la capital uruguaya, el Gobierno dedicará 2 millones de pesos (unos 100.000 dólares) en la reconstrucción del colegio, informó el ministro de Educación, Ricardo Ehrlich, en una rueda de prensa.

En la medianoche del sábado al domingo, cinco aulas de estas escuelas fueron incendiadas completamente, por lo que será necesario reconstruirlas en su totalidad.

Otras cinco aulas fueron saqueadas, el mobiliario quedó destrozado y los materiales educativos que allí se encontraban fueron robados.

Por estos hechos fueron detenidos y puestos a disposición judicial dos hermanos, un hombre de 20 y una mujer de 18 años, exalumnos del centro y vecinos del barrio, acusados del robo y la destrucción.

La investigación determinó que fue el hombre quien ingresó al patio del centro educativo, robó los elementos y, antes de retirarse, prendió fuego a la escuela usando alcohol en gel como combustible mientras su hermana lo ayudaba a llevar lo robado hasta su casa.

Este suceso generó desde el primer momento un fuerte rechazo de toda la sociedad uruguaya, que enseguida se ofreció para recuperar el local lo antes posible para que los niños pudieran volver a las aulas.

El responsable del Consejo de Educación Primaria de Uruguay, Héctor Florit, consideró en declaraciones a la prensa que esta situación es " un momento de quiebre" y que se suma a los agravios sufridos por la escuela pública, " patrimonio de todos los uruguayos".

" No es con agravios ni con ataques que van a hacer que la escuela pública y el magisterio dé un paso atrás, no habrá ni un solo retroceso en el compromiso de los barrios, los maestros y las escuelas por hacer de la educación pública un derecho de todos", añadió Florit.

Ehrlich apuntó que ya se empezó a trabajar para que los alumnos puedan volver a la escuela, en donde las tareas de limpieza y remoción comenzarán el próximo sábado y en la que se espera que la reconstrucción de los salones dañados se dé en plazos "realmente cortos".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada