Uruguayos acuden a las urnas en cruciales elecciones

MONTEVIDEO (AP). Los uruguayos se aprestan a concurrir a las urnas el domingo en unas cruciales elecciones presidenciales que pondrán a prueba la continuidad del gobierno del izquierdista Frente Amplio y en las que además se votará si se anula una ley de amnistía por violaciones a los derechos humanos.

El senador tupamaro José Mujica, de 74 años, es el candidato del gobernante Frente Amplio del presidente Tabaré Vázquez. El abanderado oficialista durante la campaña apeló a su cercanía a los pobres con un mensaje rayano en el populismo, según los analistas.

En tanto, el ex presidente Luis A. Lacalle, de 69 años, del Partido Nacional, de centro-derecha, busca un nuevo mandato en su carrera política de 50 años. El postulante opositor basó su campaña con propuestas de lo que puede ser un gobierno que "defiende lo nacional, la soberanía", como puntos innegociables.

Mujica lleva como compañero de fórmula a la vicepresidencia a Danilo Astori, senador y ex ministro de Economía, y se apoya en él para una eventual nueva administración del Frente Amplio en momentos en que Uruguay, con 3,4 millones de habitantes, pareció sortear sin descalabros la crisis financiera internacional.

De acuerdo con las encuestas, Mujica, con entre el 46 y 47% de las preferencias, y Lacalle, con 30 a 33%, son los aspirantes con mayores posibilidades en los comicios, en que deben votar poco más de 2,5 millones de electores.

Los otros partidos que participan son el Colorado, que postula a Pedro Bordaberry, y el Independiente, con Pablo Mieres, que figuraron con escasa aceptación en las encuestas.

Bordaberry, de 49 años, postulado por el partido Colorado, con sectores liberales, es hijo del ex presidente Juan M. Bordaberry que se convirtió en dictador en junio de 1973 y ahora está en prisión preventiva domiciliaria por la acusación de ser corresponsable de 14 homicidios.

Si ningún candidato obtiene la mayoría de los sufragios, debe disputarse una segunda ronda entre los dos más votados el 29 de noviembre. Lacalle asegura que "habrá una segunda vuelta" y que obtendrá la victoria.

El ganador de los comicios sucederá al presidente Vázquez el 1 de marzo de 2010.

Además de presidente y vicepresidente, el domingo deben ser elegidos 99 diputados y 30 senadores, un elemento clave para el próximo gobierno pues se conocerá hasta que punto tendrán mayorías propias que hagan innecesarias las trabajosas negociaciones tradicionales cuando no se cuenta con ellas. El senador 31 es el vicepresidente que es además el titular del Senado.

Conjuntamente con la votación para los cargos públicos, los electores deberán responder a dos consultas destinadas sendas reformas constitucionales. Para ello, el que esté de acuerdo con el llamado a esas consultas deberá depositar dos papeletas, una rosada y una blanca, que dicen "SI".

La rosada busca anular cuatro artículos de la ley de amnistía a militares de la dictadura (1973 y 1985) acusados de violaciones a los derechos humanos. Esa ley fue sancionada en 1986, y aprobada en plebiscito en 1989 con el 54% de los votos.

De ser aprobada la anulación de esos cuatro artículos, con el 50% más un voto, quedaría abierto el camino para la reapertura de decenas de denuncias judiciales que involucran a uniformados acusados o sospechosos de violar los derechos humanos.

La papeleta blanca busca aprobar un proyecto de Reforma Constitucional que permite votar a los uruguayos residentes en el extranjero, lo que entraría en vigencia en las elecciones del 2014.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes