Usan sonar en casa de padre austríaco secuestrador

AMSTETTEN, Austria (AP). Los investigadores utilizaron equipos de sónar en el jardín de un hombre que presuntamente mantuvo a su hija cautiva durante 24 años y con la que tuvo siete hijos, para cerciorarse de que no contiene más calabozos subterráneos, dijo el viernes la policía.

El jefe de las investigaciones de homicidios de la provincia de Baja Austria, Leopold Etz, dijo que los agentes interrogaron además a más de 100 personas que a lo largo de los años vivieron en la casa de Josef Fritzl, quien al parecer retuvo a su hija Elisabeth en una prisión secreta.

Otras personas acudieron a las autoridades para contar que conocían al sospechoso de 73 años, dijo la policía, y agregó que la totalidad de la vivienda y su jardín ha sido cuidadosamente registrados, incluyendo el uso de equipos de sónar para detectar otros posibles habitáculos secretos.

"Las pesquisas son muy amplias ... Es mucho trabajo", dijo Etz.

Las autoridades dijeron que el caso de Fritzl fue denunciado el 19 de abril cuando la hija mayor de Elisabeth, Kerstin, de 19 años, fue hospitalizada con una rara infección.

Los consternados médicos pidieron en la televisión a la madre de Kerstin que se pusiera en contacto con ellos para conocer la historia clínica de la muchacha. Fritzl acompañó a Elisabeth al hospital el 26 de abril, cuando fue conocida su tragedia, dijeron las autoridades.

Etz indicó además que las autoridades tratan de verificar si existía un mecanismo para bombear gas en el sótano sin ventanas en el que vivió Elisabeth con Kerstin y dos de sus hijos, como sostuvo Fritzl en un interrogatorio policial.

Las autoridades dijeron que la casa tenía suministro de gas normal, y por ahora creen que la amenaza de Fritzl fue un mero intento de impedir que escaparan sus cautivos.

El coronel de la policía Franz Polzer, que encabeza la investigación penal, dijo que los agentes determinaron que la entrada al sótano estaba protegida por una doble puerta reforzada con acero que funcionaba mediante un control remoto.

Los investigadores que trabajaron en el sótano tuvieron que tomarse numerosos descansos debido a la falta de oxígeno, agregó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada

¿Quieres comer en los mejores restaurantes?

Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes