Vándalos atacan embajadas en Libia tras salvarse Gadafi de misil

TRIPOLI (AP). Vándalos atacaron el domingo las embajadas de Italia y Gran Bretaña en la capital libia, horas después que Moamar Gadafi saliera ileso de un ataque con misiles de la OTAN, que según un portavoz del gobierno mató a uno de los hijos del mandatario y a tres de sus nietos.

Gran Bretaña respondió al ataque contra su embajada en Trípoli _que dejó el edificio dañado gravemente por un incendio_ con la expulsión del embajador libio en Londres.

El ataque de la OTAN contra un complejo de la familia Gadafi en una zona residencial de Trípoli la noche del sábado marcó la escalada de la presión sobre el líder libio, que ha tratado de aplastar una rebelión armada desde que comenzó a mediados de febrero.

Funcionarios libios denunciaron el bombardeo como un intento de asesinato y una violación del derecho internacional.

Rusia también criticó el atentado, lo que puso en duda la afirmación de la OTAN de que la alianza no dirige sus ataques contra Gadafi o su familia.

La OTAN reconoció que había atacado un "edificio de mando y control", pero insistió que todos sus objetivos son de carácter militar y que están vinculados con los ataques sistemáticos de Gadafi hacia la población.

"No fue dirigido contra persona alguna", dijo el domingo la portavoz de la OTAN Carmen Romero, añadiendo que el informe de muertes se mantiene sin confirmar.

Un avión caza de la OTAN bombardeó el complejo residencial, que ocupa toda una manzana, en el barrio Garghour de Trípoli, que también es sede de varias embajadas extranjeras.

La explosión mató al segundo hijo más joven de Gadafi, Seif al-Arab, cuando el líder libio y su esposa, Safiya, estaban en el interior, dijo el portavoz del gobierno libio Musa Ibrahim. Seif al-Arab, de 29 años, y tres de los nietos de Gadafi, todos menores de 12 años, fueron muertos. Ibrahim dijo inicialmente que Seif al-Arab era el hijo más joven del líder libio.

Los vecinos dijeron que el complejo bombardeado la noche del sábado ha sido el hogar de la familia Gadafi desde hace años. Contenía dos residencias, cada una con dos dormitorios, así como una guarida, un espacio común grande y una cocina independiente.

El reloj de la cocina, caído de la pared, estaba detenido a las 8:08, el momento de la explosión. Ollas de cocina con restos de comida _entre ellos pimientos rellenos, tallarines y un guiso_ fueron cubiertos con papel de aluminio. En una de las salas de estar, un montón de juegos de video, incluyendo FIFA 10, estaban esparcidos en un sofá.

El bombardeo destruyó el techo de la construcción principal de un solo piso y abrió un agujero en el suelo, mostrando lo que parecía un sótano. En el suelo yacía un aparente cohete sin estallar, que estaba cubierto por metales retorcidos y pedazos de concreto. Horas después de la explosión, se permitió el ingreso de seguidores de Gadafi, algunos de los cuales corearon lemas a favor del líder libio.

___

Los periodistas de The Associated Press Ben Hubbard en Misrata, Libia, Juergen Baetz en Berlín, Slobodan Lekic en Bruselas y Lynn Berry en Moscú contribuyeron a este despacho.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes