Varsovia conmemora el 75º aniversario del levantamiento judío en el gueto

Las sirenas de alarma sonarán al mediodía y los habitantes llevarán miles de narcisos de papel en las calles de Varsovia este jueves, para recordar que hace 75 años los judíos lanzaron un combate desesperado contra los nazis alemanes en el gueto de la capital polaca ocupada.

El 19 de abril de 1943, cientos de combatientes judíos atacaron a los nazis, prefiriendo morir empuñando las armas en vez de hacerlo en las cámaras de gas del campo de exterminio de Treblinka, en el este de Polonia, donde el ocupante alemán había enviado a más de 300.000 judíos de Varsovia, encerrados en el gueto en condiciones inhumanas.

El jefe de Estado, Andrzej Duda, asistirá a la ceremonia oficial ante el monumento a los Héroes del Gueto, después de visitar por la mañana el gran cementerio judío.

Varias organizaciones antifascistas decidieron celebrar su propia manifestación en el antiguo barrio judío de Varsovia, al mismo tiempo que el acto oficial, para mostrar su oposición a la "usurpación de las ceremonias de aniversario por los políticos".

Sus seguidores desfilarán hasta el memorial de Umschlagplatz, el lugar de salida de los trenes hacia el campo de Treblinka.

Por la tarde, en una plaza del barrio, la fundación Shalom tiene previsto inaugurar "El árbol de las lágrimas", un sauce llorón cuyas hojas simbolizan el llanto de las madres judías que tuvieron que separarse de sus hijos para salvarlos durante el Holocausto.

Pero el símbolo más visible para los habitantes de la capital serán los narcisos amarillos que llevarán prendidos en la ropa, una tradición reciente que gana adeptos de año en año.

"Unos 2.000 voluntarios reparten este año los narcisos de papel en Varsovia, dos veces más que el año pasado", declara a la AFP Maria Mossakowska, coordinadora de esta iniciativa en el Museo de la Historia de los Judíos Polacos, que lanzó la iniciativa hace cinco años. Se distribuirán más de 120.000 flores durante el día en la capital polaca.

Más de un millar de instituciones culturales, bibliotecas y escuelas se unieron al proyecto en todo el país. Los narcisos se distribuirán en varias ciudades, dice Mossakowska. Y en algunos lugares se impartirán clases sobre la historia de los judíos en Polonia.

"Elegimos el narciso como símbolo de este acontecimiento porque, durante años, el día del aniversario de la insurrección del gueto, Marek Edelman (uno de los comandantes legendarios de la sublevación, fallecido en 2009) recibía un ramo de flores enviado por una persona anónima y lo depositaba en el monumento a los Héroes del Gueto", explica Mossakowska.

Edelman, que era cardiólogo, lo hacía solo, al margen de las ceremonias oficiales.

Por su color y su forma, los narcisos amarillos recuerdan la estrella que los nazis obligaban a llevar a los judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

Las ceremonias de conmemoración se celebran este año en un contexto de tensiones entre Polonia e Israel tras la aprobación de una ley polaca que prevé penas de hasta tres años de cárcel para quienes atribuyan "a la nación o al Estado polaco" la "responsabilidad o la corresponsabilidad" en "los crímenes cometidos por el Tercer Reich alemán".

Israel acusó a Polonia de intentar negar la participación de ciudadanos polacos en el genocidio de los judíos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7