Vaticano presenta defensa por caso de abuso en EU

CIUDAD DEL VATICANO ( AP). El Vaticano se defenderá el lunes ante los que exigen que asuma responsabilidad por los obispos estadounidenses que permitieron que sacerdotes abusaran de niños: la Santa Sede dirá que los obispos no son sus empleados y que un documento del Vaticano de 1962 no les obligaba a mantenerse callados, averiguó The Associated Press.

El Vaticano realizará la defensa _ la más detallada hasta ahora _ en una moción para desestimar una demanda federal con base jurisdiccional presentada en Louisville, Kentucky. Los resultados del caso, sin embargo, podrían afectar otros intentos de demandar a la Santa Sede.

El abogado estadounidense del Vaticano, Jeffrey Lena, dijo que la defensa incluirá una respuesta a las afirmaciones de que el documento de 1962 "Crimen Sollicitationis" prohibía a los obispos reportar abusos a la policía.

Lena dijo el domingo que no existen pruebas de que el documento fuera conocido por la archidiócesis en cuestión _ mucho menos usado _ y que no ordenaba a los obispos que no reportaran crímenes de sacerdotes abusivos.

Lena señaló que la confidencialidad impuesta por "Crimen" no afectaba a la ley civil y era aplicada tan sólo en procesos canónicos formales, en los cuales los obispos podían expulsar a alguien como miembro de la Iglesia si existía un conflicto con leyes de reportes.

"Es importante que la gente _ particularmente la que ha sufrido abusos _ sepa que, contrariamente a lo que los abogados de algunos demandantes han dicho a los medios, la ley no prohibió el reporte de estos crímenes a las autoridades civiles", dijo Lena a la AP.

El documento describe como las autoridades eclesiásticas deberían lidiar con casos de niños abusados por sacerdotes; casos en los que el sexo es solicitado en el confesionario _ un crimen particularmente atroz bajo la ley canónica _ y casos de homosexualidad y bestialidad.

El abogado detrás del caso de Kentucky, William McMurry, dijo en un mensaje de correo electrónico reciente que el documento demuestra la culpabilidad de la Iglesia.

"Es una prueba de una política 'escrita' que exige que no se haga mención por parte de un obispo de un abuso sexual de un sacerdote", señaló. "Como nuestro caso, y ningún otro, trata sobre lograr que el Vaticano sea responsable por el fracaso de los obispos de reportar a las autoridades civiles, cualquier política que acusa al obispo es relevante y material".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes