Vaticano sanciona a sacerdote chileno tras incumplir pena por abusos

El Vaticano sancionó nuevamente al sacerdote chileno Fernando Karadima, declarado culpable de abuso sexual a menores y de abuso de poder por la Iglesia Católica, por incumplir la condena dictada en su contra.

Una de las víctimas de abusos por parte de Karadima había denunciado que el sacerdote ofició una misa pese a que se le había prohibido celebrar actos religiosos en público, denuncia que fue investigada por la Iglesia.

La Congregación para la Doctrina de la Fe, el órgano del Vaticano a cargo de la investigación, señaló que "la misa en cuestión no puede ser considerada una celebración pública".

Sin embargo, la Congregación "determinó que se sancionara con una amonestación canónica al presbítero Karadima por intentar frustradamente contactar a miembros de la ex Unión Sacerdotal", señaló un comunicado del Arzobispado de Santiago.

Según la Iglesia chilena, se comunicó a Karadima la sanción, "recordándole severamente lo establecido de manera estricta en el decreto de su condena".

El caso de Karadima remeció a la Iglesia chilena, que pidió perdón en abril de 2011 por las acusaciones de pederastia sobre una veintena sacerdotes, cinco de ellos condenados por la justicia local.

Karadima declaró en abril de 2013 ante un juez y negó haber cometido los abusos, en el marco de la investigación que realiza la Fiscalía desde marzo de 2011, cuando se reabrió el caso por existir diligencias pendientes.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7