Ven movidas en Perú para indultar a Fujimori

LIMA ( AP). Imágenes de televisión del ex presidente Alberto Fujimori más delgado y ligeramente encorvado hicieron circular con fuerza las versiones sobre un agravamiento de su salud pero también las suspicacias de quienes perciben la intención de justificar un indulto.

Días después que la hija de Fujimori, Keiko Fujimori, fuera derrotada en la segunda vuelta del 5 de junio por el izquierdista Ollanta Humala, el ex presidente fue internado en el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN) por una "recaída" en su salud, mientras que su médico de cabecera, Alejandro Aguinaga, advertía que la situación del anciano ex gobernante es "complicada".

Fujimori, de casi 73 años, ha sido operado tres veces en los últimos tres años para extirparle lesiones pre-cancerosas en la lengua, y el martes se darán a conocer los resultados de los nuevos exámenes que se le han practicado para determinar si tiene cáncer.

En las últimas semanas en el fragor de la contienda electoral, sin embargo, ninguno de sus allegados había manifestado que la salud de Fujimori estuviera quebrantada.

Incluso Keiko Fujimori manifestó en una entrevista con la cadena televisiva CNN, dos días antes de la segunda vuelta, que "mi padre está bien de salud".

Ello ha disparado las especulaciones y suspicacias, ya que otorgar el indulto por razones humanitarias es una prerrogativa del presidente de la república.

Detractores de Fujimori consideran que habría un plan entre el presidente Alan García y el partido fujimorista para que indulte al ex presidente antes de entregar el poder a Humala el 28 de julio.

" Los fujimoristas están jugando con la salud de Fujimori para instar a la excarcelación de Fujimori y Alan García quiere aprovechar la oportunidad para contar con el apoyo de la bancada fujimorista en el próximo congreso ante las eventuales investigaciones por corrupción (en su gobierno) que ve venir", opinó el abogado Ronald Gamarra, especialista en derechos humanos, en declaraciones a la AP.

" Yo estoy convencido que García tiene entre sus planes el indulto a Fujimori", sostuvo Gamarra, quien representó legalmente a las víctimas de las matanzas por las que fue condenado el ex presidente Fujimori en 2009.

No fue posible obtener un comentario de Keiko Fujimori, quien según uno de sus voceros, no está dando actualmente entrevistas a la prensa.

La candidatura presidencial de Keiko Fujimori estuvo motivada por el deseo de liberar de la cárcel a su padre, recluido en una sede policial desde septiembre de 2007, tras ser extraditado de Chile para ser juzgado en Perú por delitos de lesa humanidad y corrupción durante el gobierno autoritario que encabezó durante una década (1990-2000).

En 2008 Keiko afirmó que de alcanzar la presidencia no dudaría en otorgar el indulto a su progenitor.

En abril de 2009 prometió a los partidarios y simpatizantes fujimoristas que " no pararemos hasta lograr la libertad de Alberto Fujimori", luego que un tribunal condenó a su padre a 25 años de prisión por dos matanzas cometidas por un escuadrón de aniquilamiento del ejército en los primeros años de su gobierno.

El analista político Fernando Rospigliosi sostiene que García gobernó los últimos cinco años apoyado por la bancada fujimorista en el congreso probablemente a cambio de un buen trato a Fujimori en la cárcel o de un indulto al finalizar su gobierno.

Con el indulto a Fujimori, García obtendría de los fujimoristas el compromiso de " que lo traten bien, que no lo investiguen, que no tenga mayores problemas", dijo Rospigliosi a la AP.

Los fujimoristas constituyen en el Congreso, que iniciará funciones el 28 de julio, la segunda mayor fuerza política con 37 escaños.

El gobierno que García está por terminar se caracterizó por una disciplinada gestión fiscal y mantener un robusto crecimiento económico, pero quedó ensombrecido por dudas de corrupción. En 2008 la prensa denunció un sonado caso de presuntos negociados en la licitación de lotes petroleros que hasta el momento no ha sido esclarecido.

En marzo García dijo que " soy muy cuidadoso de no maltratar a una persona que puede tener una sentencia".

" Si la situación (de Fujimori) se agravara habría que consultar con el país porque es un tema nacional, eso no depende de mí", declaró en una entrevista con diario El Comercio.

El lunes la jefa del gabinete Rosario Fernández afirmó que no estaba en la agenda del presidente indultar a Fujimori.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes