Venezolanos siguen expectantes a evolución de salud de Chávez

CARACAS ( AP). En medio de la ausencia de información oficial sobre el estado de salud del presidente Hugo Chávez tras su viaje a Cuba para ser operado, los venezolanos a ambos lados del espectro político aguardan ansiosos noticias del líder izquierdista.

En el centro de la capital venezolana, empero, la vida transcurría con normalidad y los venezolanos desarrollaban sus actividades habituales sin mayores alteraciones.

El mandatario viajó a La Habana el viernes para someterse esta semana a una operación por una lesión que los médicos cubanos le descubrieron, durante una evaluación rutinaria, en la misma región donde hace ocho meses le extirparon un tumor canceroso.

La seguridad en las afueras del hospital Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (Cimeq) en La Habana _donde muchos especulan que se produciría la operación de Chávez_ era muy poca la mañana del lunes, en una señal de que el dirigente venezolano aún no se encontraría en la instalación.

Ni las autoridades cubanas ni las venezolanas han confirmado donde se producirá la intervención al presidente, pero el Cimeq luce como la opción obvia. El área en la que sería atendido Chávez está cerrada al público, lo que ofrece total privacidad.

" Estoy preocupado por la salud de mi presidente, pero tengo fe en Dios y nuestra virgen del Valle que él va a salir de todo esto", dijo César Urbaneja, de 58 años y quien aprovechaba para vender en una de las esquinas de la céntrica Plaza Bolívar en Caracas algunos afiches del mandatario.

" A este 'pollo' (o persona joven) no le gana nadie", comentó el vendedor al asegurar que pese a su enfermedad Chávez se repondrá y saldrá vencedor en las elecciones presidenciales de octubre.

Las calles del centro de Caracas, un agitada capital de unos cinco millones de habitantes, han sido históricamente el corazón y nervio central donde se miden las tensiones o tranquilidad y paz social del país.

Ha sido en las calles del centro de Caracas donde desde fines de los años 80 y hasta inicios de esta década se han producido violentas manifestaciones, protestas, o escenificado combates entre tropas leales y rebeldes en intentos de golpe.

Pero por estos días y a pesar de toda la incertidumbre por la salud del jefe de Estado, no se observa ni piquetes policiales o de militares. Los negocios funcionan normalmente.

Sin embargo, la gente en las calles expresaba inquietud y preocupación por la salud del mandatario, de 57 años. También por el futuro político del país.

Urbaneja admitió que lo único que le inquietaba es que de agravarse Chávez la oposición podría volver a gobierno. "Eso sería volver al pasado otra vez... el pasado significa la pobreza y más inseguridad de la que ellos dejaron", agregó.

Omaira Pérez, una jubilada de 59, dijo que también temía por el futuro de Venezuela de complicarse la situación de salud de Chávez.

" En el hogar cuando el que lleva las riendas cae pues se desbarata todo", señaló.

Pérez comentó que aunque en las calles todo funcionaba con normalidad, entre algunos sectores, especialmente los beneficiarios de los programas sociales conocidos como "misiones", había preocupación.

" Yo creo que esa cantidad de misiones, de cuestiones que él ha hecho para las personas pobres que no tienen recursos, yo no creo que eso siga adelante si Chávez se va", consideró Pérez.

Maritza Monsalve, una ama de casa de 69, tomaba con más calma la situación. " ¿Qué va hacer uno? Uno tiene que seguir su rutina normal. Yo no puedo vivir de la mañana a la noche pendiente de lo que al presidente le pasó", expresó.

" Si Dios quiere él sigue bien y si no que sea los designios de Dios", añadió Monsalve mientras contemplaba la vidriera de una tienda de zapatos en el centro de la capital.

La ama de casa señaló que no temía por las consecuencia que podría desencadenar alguna complicación de la salud de Chávez, porque " el país va a seguir su ritmo".

A Chávez le detectaron cáncer a mediados del año pasado en Cuba, donde fue sometido a dos intervenciones para atenderle un absceso pélvico y, posteriormente, para extraerle un tumor que él aseguró que era del tamaño de una pelota de béisbol.

Entre julio y septiembre el gobernante fue sometido a cuatro fases de quimioterapia en La Habana y Caracas.

Chávez anunció públicamente en octubre que estaba curado, que ya no tenía células cancerosas en su cuerpo.

Melvin Luengo, un comerciante de 52, predijo que en el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) deberán trabajar arduamente para conseguir a un sustituto en caso de que el mandatario se vea forzado a abandonar la política por razones de salud.

" Sin Chávez, disminuyen sus posibilidades" en el PSUV de ganar las elecciones, estimó. " Porque no creo que en ese partido haya nadie con la mitad del carisma de Chávez para ganar".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes