Venezuela insiste en extradición de presunto narcotraficante

CARACAS (AP). El presidente Hugo Chávez insinuó que las autoridades venezolanas se están impacientando respecto a la posible extradición desde Colombia de un presunto narcotraficante que ha acusado a uno de los colaboradores del líder venezolano de aceptar sobornos.

Chávez calificó el domingo al presunto traficante de drogas Walid Makled como un "bandido", diciendo que las autoridades quieren que Colombia extradite a Venezuela al sospechoso, el cual enfrenta cargos en Nueva York.

Fuerzas de seguridad estaban cerca de capturar a Makled, pero las eludió y escapó a la vecina Colombia, señaló el mandatario.

"Estamos esperando que el gobierno de Colombia, las autoridades de Colombia, cumplan y extraditen (a Makled) a Venezuela, como estamos pidiendo desde hace más de un mes", dijo Chávez a la televisora estatal.

Makled dice que el ministro de Justicia de Venezuela, Tareck El Assaimi, recibió algo del dinero en efectivo que el presunto narcotraficante entregó al hermano del funcionario a cambio de favores, incluida una concesión del gobierno que le dio a Makled control administrativo sobre bodegas dentro de Puerto Cabello, el puerto de carga más activo de Venezuela.

El Assaimi negó haber realizado algún acto ilegal.

Chávez llegó la semana pasada a acuerdos con su homólogo colombiano Juan Manuel Santos para fortalecer relaciones bilaterales, y así dejar atrás discusiones agrias que marcaron las relaciones diplomáticas entre ambos países durante el gobierno del predecesor de Santos, Alvaro Uribe.

Ambos mandatarios comentaron el domingo sobre sus esfuerzos.

En declaraciones durante una reunión de la Sociedad Interamericana de Prensa, en la ciudad mexicana de Mérida, Santos calificó a Chávez como su "nuevo mejor amigo" y dijo a una audiencia que los dos líderes sudamericanos esperan forjar relaciones más fuertes, respetando sus profundas diferencias ideológicas.

"Esa es la obligación de cualquier jefe de Estado y así lo establecimos", dijo Santos durante la reunión de la SIP, sin comentar sobre la solicitud de extradición de Venezuela.

Por su parte, Chávez también se refirió el domingo a las relaciones bilaterales.

"Hemos comenzado a enrumbar nuestras relaciones, hemos logrado pasar la página de otra manera, reconociendo nuestras diferencias y respetándolas", escribió Chávez en una columna publicada en un periódico.

El problemático asunto de la extradición de Makled podría dañar los nuevos esfuerzos que buscan sostener relaciones mutuamente respetuosas, especialmente si Colombia _uno de los aliados más cercanos de Estados Unidos en Latinoamérica_ lo extradita al país del norte en lugar de a Venezuela.

Santos realizó la semana pasada su primera visita a Venezuela desde que asumió el cargo el 7 de agosto. Durante dicha reunión, Santos y Chávez conversaron sobre relaciones energéticas y comerciales, pero no hablaron públicamente sobre el arresto de Makled en agosto ni sobre su posible extradición.

Durante una entrevista en Cuba, Chávez acusó a la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos de usar a Makled en un intento por impedir que Caracas y Bogotá estrechen sus lazos.

Agentes de la CIA están usando a Makled como un títere y las autoridades estadounidenses están buscando su extradición para llevarlo a que hable públicamente sobre una supuesta cooperación entre funcionarios del gobierno venezolano y narcotraficantes, dijo el mandatario en la entrevista que fue transmitida por la televisión estatal de Venezuela.

"El imperio anda buscando cualquier carta para jugar" como parte de su intento por presentar al gobierno de Venezuela como un país que apoya a organizaciones terroristas y "para poner a Venezuela en la lista de los países que apoyan el narcotráfico", dijo Chávez.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes