En Venezuela, la protesta opositora también se canta o recita

Cantos improvisados o composiciones que invitan a corearlas se han convertido en otro flanco de la protesta social en Venezuela, cuyas calles son desde hace 61 días escenario del pulso entre el Gobierno y la oposición.

La Constituyente promovida por el presidente, Nicolás Maduro, la demanda de elecciones generales, así como el descontento por la inflación o la escasez hacen parte de piezas musicales o arengas cuyo público puede ser desprevenidos pasajeros de un autobús o dispuestos manifestantes opositores.

"La situación hoy en día/de pana que está jodía/la gordita ya está flaca y la flaca está desnutría", afirmaba a ritmo de rap José Torres, que acompañado por un pequeño parlante deleitaba a los pasajeros de un pequeño bus que se desplazaba por el este de Caracas.

Tras un breve saludo y la disculpa que lo hacía para pagarse unos exámenes médicos, José puso a sonar la pista de su canción, que recogía muchas de las quejas que se le escuchan a diario a los venezolanos.

"Para todo es una cola -como se conocen en el país las filas-/ Coca Cola/Pepsi Cola/Venezuela perdió el nombre/ahora se llama Venecola", cantaba este joven, para quien "Venezuela no es lo mismo desde que llegó Maduro".

Seguido atento por los viajeros, algunos de los cuales se reían y le brindaron un aplauso de despedida, remató diciendo que "el estómago no se llena con patria y revolución".

José, de 22 años, dijo a Efe que compone en contra del Gobierno por la situación del país y dijo que desea para Venezuela "un mejor futuro tanto para el que estudia como para el que trabaja".

Pero también en medio de las movilizaciones opositoras, muchas de las cuales han dejado un millar de heridos y 59 víctimas mortales en estos 61 días, grupos de ciudadanos se han organizado para "construir una voz colectiva", según dijo a Efe María Teresa Urreiztieta, una de las portavoces del grupo Dame Letra.

Cargando letras grandes, Dame Letra ubica sus mensajes al inicio de las marchas opositoras en Caracas y comparte además arengas cargadas de críticas.

La mecánica es la misma en cada concentración, en la que voluntarios portando una vocal o consonante se unen para crear un mensaje.

En las concentraciones previas a las movilizaciones, los participantes de este grupo empiezan a recitar pequeños textos distribuidos entre los asistentes, separados al grito de "Dale Letra", que termina por contagiar a los opositores que, entre gorras, banderas y pancartas, se suman al pegajoso coro.

"La Constituyente no es constitucional, lo que el pueblo quiere son elecciones", rezaba una de las consignas coreadas por las personas que participaron en la movilización de este miércoles.

"Esta idea surge a raíz de un mes y medio del ciclo de protestas y con la inquietud de cada una de estas personas que se involucra para darle contenido, un mensaje al Gobierno que hay una voz que no está escuchando, construir una voz colectiva y de esas inquietudes surge el grupo 'Dame Letra'", agregó.

Indicó que este grupo está integrado por amigos, profesionales, artistas, cantantes, estudiantes y gente de la sociedad civil.

Y destacó que su mensaje es "de crítica política", con la intención de "interpelar a la sociedad y a todos los actores sociales y políticos".

"En este momento el tema es 'No a la Constituyente'", señaló sobre la temática de hoy, que, entre otras arengas, señalaba: "El pueblo decide, no el presidente, convoquen elecciones, no Constituyente".

"Muchas veces a los medios les llama más la atención los grupos pequeños que están haciendo violencia. Toda protesta social tiene núcleos de violencia, lamentablemente", sostuvo esta activista y defendió que son una "acción colectiva, participativa, pacífica, no violenta", porque atrae "muchas más voluntades" y más voces.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7