Vicepresidente de Ecuador acata "bajo protesta" orden de prisión en su contra

La justicia de Ecuador dictó el lunes orden de prisión preventiva contra el vicepresidente Jorge Glas, investigado penalmente por la trama de millonarios sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

En una audiencia en la máxima Corte de Justicia en Quito, a la que asistió un periodista de la AFP, el magistrado Miguel Jurado también congeló los bienes y las cuentas bancarias del vicepresidente.

"Acato BAJO PROTESTA este infame atropello en mi contra, aún tengo fe en que la justicia se imponga, ante ella probaré mi inocencia", reaccionó en Twitter inmediatamente Glas desde su casa en Guayaquil (suroeste).

El vicepresidente afirmó que el juez dictó la medida "sin pruebas y con indicios forjados" y advirtió que acudirá "a instancias nacionales e internacionales" para defenderse.

La Fiscalía cerró el domingo la etapa de instrucción del caso de corrupción propiciado por Odebrecht, de alcance mundial y por el que en Ecuador están siendo procesados 18 personas, incluido Ricardo Rivera, tío de Glas, y un excontralor, sin que haya condenas.

En los próximos días, el ente acusador presentará o desestimará cargos contra el vicepresidente, sobre quien desde agosto último ya pesaba una prohibición de salir del país.

El juez además ordenó prisión preventiva en una cárcel para Rivera, quien cumplía arresto domiciliario pero existía un "potencial riesgo de fuga".

Glas, a quien el presidente Lenín Moreno despojó de sus funciones en medio de una ácida disputa de poderes que ha dejado al oficialismo al borde de una ruptura, es acusado por Jose Conceicao Santos Filho, un delator de Odebrecht, de haber recibido sobornos por 16 millones de dólares de la constructora a través de Rivera.

De acuerdo con la actual Constitución, Glas mantendrá su cargo a pesar de la prisión preventiva, que por el delito de asociación ilícita se puede extender hasta seis meses, dijo a la AFP el constitucionalista Rafael Oyarte.

En ausencia de Glas, Moreno podrá designar un vicepresidente temporal de entre sus ministros.

De pasar la falta a ser definitiva (91 días o más), Glas perdería el cargo y el Congreso oficialista deberá elegir un vicepresidente de una terna presentada por el mandatario.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7